Lectura para Adultos Mayores

Tipo de Actividad(es): Atención, Cognitiva, Entretenimiento, Lenguaje, Memoria

Se puede realizar en: Casa, Al aire libre

Actividad: Grupal, Individual

Requiere: Libros, revistas, lentes de lectura, buena iluminación.

Tiempo recomendado: De 20 a 30 minutos por día

Días por semana: Es recomendable hacerlo diariamente.

La lectura para adultos mayores es una de las mejores actividades que se pueden realizar, ya que es sencillo, accesible y puede practicarse, prácticamente, en cualquier lado y  a cualquier hora del día.

En el siguiente artículo te hablaremos de cuáles son los beneficios que aporta la lectura en la tercera edad, las actividades que los ancianos pueden llevar a cabo en torno a los libros, consejos para acercarlos a la lectura y, por último, algunas recomendaciones para que esta actividad se vuelva más interesante.

Si estás en busca de información para incluir esta actividad dentro de la rutina de un adulto mayor, te invitamos a seguir leyendo.

Beneficios de la Lectura para Adultos Mayores

Adentrarse en el mundo de los libros rinde generosos frutos a cualquier edad. Entre ellos, fomenta el intercambio de información y conocimiento, estimula al percepción, la empatía y la concentración, lo que resulta en múltiples beneficios para el cerebro.

Los principales beneficios de la lectura para adultos mayores son:

  • Retrasar la aparición del Alzheimer: De acuerdo a especialistas, quienes leen con regularidad y que han leído toda su vida muestran menor predisposición a padecerla.
  • Disminuye la sensación de soledad: Las cualidades integrativas y de entretenimiento de la lectura, tienen efectos positivos en aquellos ancianos que pasan mucho tiempo solos.
  • Mejorar la memoria: Además de ejercitar diversas capacidades cognitivas, leer también permite mantener las conexiones neuronales encargadas de esa función.
  • Reduce el estrés: Desde un corto periodo, la lectura reduce el ritmo cardiaco y relajar los músculos.
  • Conciliar el sueño:  Sus propiedades relajantes, también benefician la calidad del sueño.
  • Fortalecer la capacidad de tomar decisiones: Al ejercitar tanto el pensamiento analítico como la capacidad de razonar, la lectura beneficia de forma indirecta estas capacidades.

Como puedes ver, los beneficios se reflejan principalmente en la salud mental. Sin embargo, en lo que respecta al estado físico, también puede haber mejorías gracias a la capacidad relajante de la lectura.

Actividades de Lectura para la Tercera Edad

Existen diferentes modalidades de lectura para adultos mayores. La mayoría tienen en común que son actividades grupales en las que varias personas comparten una lectura por un tiempo determinado, donde comentan e intercambian opiniones al respecto. Esto puede realizarse en sesiones periódicas, una vez por semana, por ejemplo.

También, estas diferentes modalidades, tienen la similitud de ofrecerle al adulto mayor la oportunidad de socializar. Sin embargo, las principales características de cada una, son:

Grupos de lectura

  • Se realizan de manera informal.
  • La lectura se elige por consenso de los asistentes.
  • No hay moderadores.
  • No hay tiempo de duración determinado.

Talleres de lectura

  • Dirigido por un profesional con conocimiento sobre literatura.
  • Duración predeterminada como meses o semanas.
  • Tienen temáticas específicas como romance, fantasía o poesía.
  • Las reuniones tienen moderador.
  • El moderador elije la lectura.
  • Al final, se realiza un análisis literario.

Lectura Creativa

  • Adaptable para adultos mayores.
  • Los lectores se hacen partícipes de la lectura, actuando escenas o leyendo los diálogos en voz alta.
  • La temática y la lectura es elegida por el grupo.
  • Se puede usar para recrear otras experiencias de alguna etapa de su vida.

Lectura en familia

  • Permite integración y fortalecimiento de lazos con su núcleo familiar
  • Mejora la interacción con personas de otras edades
  • La familia escoge la temática y la lectura
  • Se adapta a la rutina de la familia
  • No hay tiempo predeterminado

lectura para el adulto mayor

Además de las modalidades en grupo, esta actividad puede realizarse también de manera individual en casa, para incorporarla a un plan de actividades para el adulto mayor.

Mejores Lecturas para el Adulto Mayor

Al igual que muchas otras actividades, la elección de un libro dependerá del gusto de cada persona. Sin embargo, en Canitas queremos recomendarte algunas de las mejores lecturas para un adulto mayor, en diferentes temáticas como novelas, libros de desarrollo personal o para mejorar algunas capacidades.

  • “El viejo y el mar”, de Ernest Hemingway.
  • “El amor en los tiempos del cólera”, de Gabriel García Márquez.
  • “El abuelo que saltó por la ventana y se largó”, de Jonas Jonasson.
  • “El cuaderno de Noah”, de Nicholas Sparks.
  • “Sexualidad en la vejez”, de Félix López y Juan Carlos Olazábal.
  • “Yo de mayor quiero ser joven”, de Leopoldo Abadía.
  • “El poder está dentro de ti”, de Louise L. Hay.
  • “Cuando el nido se queda vacío. La convivencia conyugal entre jubilados”, de Ignacio Sánchez-Carpintero y Teresa Abad.
  • “Gimnasia mental para mayores: 101 Juegos para mejorar y reforzar la memoria y la atención”, de Jorge Batllori.

Lecturas cortas para adultos mayores

Debido a los problemas cognitivos, médicos y psicólogos recomiendan que los adultos emprendan lecturas breves, sobre todo si apenas están buscando crear este hábito. Es por ello que algunas lecturas cortas que te recomendamos son:

  • “Doce cuentos peregrinos”, de García Márquez
  • “Las Fábulas de Esopo”
  • “Los cuatro ciegos y el elefante”
  • “La tortuga y el escorpión”
  • “El fantasma provechoso”, de Daniel Dafoe
  • “El mundo”, de Eduardo Galeano
  • “El elefante encadenado”, de Jorge Bucay

Lectura para Adultos Mayores en México

Pese a todo lo que puede aportar a la salud física y mental de un adulto mayor, hay una gran variedad de mitos en torno a la lectura.

Se piensa que las personas de la tercera edad leen mucho por tener más tiempo libre, sin embargo, según la Encuesta Nacional de Lectura 2005, 47% de los pensionados y jubilados leen por entretenimiento. Es decir, casi la mitad y esta cifra, aún así, se encuentra muy por encima de la media nacional, que es apenas del 27%.

De acuerdo con la Encuesta Nacional de Lectura de 2005, realizada por el Consejo Nacional para la Cultura y las Artes:

  • 66.2% de los abuelos y abuelas prefieren leer los periódicos
  • 63.3% de ellos también le gusta leer libros
  • 40.1% lee alguna revista.

Mejores lecturas para adultos mayores

Por otro lado, se cree que esta puede ser una actividad cara. Sin embargo, el precio de un libro de bolsillo en México va desde los 110 pesos, con un promedio de 185 pesos. Es importante destacar que el costo depende de la editorial, si es importado o el tipo de pasta. Sin embargo, existen otras alternativas como las revistas, los periódicos y el intercambio de libros.

También existe la creencia, especialmente entre los propios adultos mayores, de que a cierta edad ya no es posible seguir aprendiendo y que adquirir nuevos conocimientos carecerá de utilidad. No obstante, los especialistas han desmentido esto, ya que aseguran que si bien el proceso se vuelve más lento en esta etapa de la vida, sí es posible seguir aprendiendo nuevas habilidades.

Recomendaciones para la Lectura en Adultos Mayores

En primer lugar, busca tramas, temas o personajes que resulten atractivos para ellos. En este sentido, es recomendable buscar biografías de personalidades de su juventud o temas que les hayan interesado en etapas previas de su vida. También se pueden elegir noticias o ficción histórica sobre sucesos de su tiempo para que les resulte más fácil relacionarse con la lectura.

Si tu adulto mayor apenas está iniciando con esta actividad, se recomiendan las lecturas cortas.  Además, de acuerdo con especialistas, las habilidades cognitivas como la concentración y la comprensión se deterioran con la edad, por lo que un texto breve puede ser más fácil de asimilar para ellos.

Elegir la presentación más adecuada también es importante. En primer lugar, es mejor ofrecerles medios analógicos como libros, revistas y periódicos antes que medios digitales. Los primeros les resultan más familiares y se sienten más confiados en cuanto al manejo. Igualmente, es preferible elegir textos con letras grandes, ya que problemas con los ojos y el deterioro de la visión pueden representar un problema a la hora de leer.

La hora del día es otro factor a tomar en cuenta. Para ir creando un hábito, además de que es mejor establecer un horario fijo, también es recomendable hacerlo por la mañana en donde hay más luz natural.

Esperamos que con este artículo animes a las personas de la tercera edad cerca de ti a comenzar o retomar esta actividad. Como puedes ver, no sólo son los grandes beneficios que pueden obtener sino también las diferentes alternativas y modalidades, para realizarlas de forma individual o en grupo. No te olvides de compartir este artículo para que más adultos mayores se beneficien de la lectura.