Go to top

Ideas de trabajos para adultos mayores

No existen trabajos para adultos mayores específicos, pero sí unos más enriquecedores y disfrutables en la tercera edad. El trabajo para una persona mayor puede ser, incluso, desde casa. Ya sea por internet o elaborando manualmente artículos para vender, el adulto mayor puede emprender un negocio. Es importante considerar si el adulto mayor ha trabajado durante su vida o si es una abuela que siempre ha estado en casa. Uno de los trabajos de adultos mayores es continuar en su mismo empleo o negocio si le es posible. Y la otra posibilidad es que el adulto mayor jubilado o el ama de casa con menos trabajo ahora quieran trabajar y ganar dinero.

Todas las personas tienen dones y habilidades y es muy beneficioso ejercerlos durante toda la vida. Por ejemplo, pueden ser excelentes maestros, cocineros, habilidades de comunicación, amor por los animales. En el caso de que el adulto mayor se encuentre con un deseo laboral no cumplido es el momento de realizarlo. En el otro caso, cuando siempre ha ejercido lo que le gusta hacer, es momento de continuar si lo desea. Si ya no puede estar en una empresa o en una institución hay maneras de adaptar ese don laboral a casa. Los familiares pueden ayudarlo a cumplir su deseo formando con el abuelo un pequeño negocio, ayudándolo a vender por internet y de muchas formas más. En este artículo te hablaremos de todas estas posibilidades y de las maneras de ayudar al trabajo de los adultos mayores.

La vocación y los trabajos para adultos mayores

La vocación es esa orden interna que traemos desde el nacimiento y que nos inclina a dedicarnos a ciertas actividades. Cuando encontramos nuestra vocación tempranamente, es más fácil saber a qué quiero dedicar mi vida. Hay niños que desde muy pequeños muestran en su personalidad una inclinación al cuidado de los demás, a la docencia, al arte. Después, en la adolescencia, vienen grandes dudas que se acrecientan al ir llegando los 18 años de edad. Los adultos pueden haber descubierto su vocación y, con suerte, se han dedicado a ella toda su vida. Otros adultos habrán sacrificado su verdadera vocación para tener un salario y seguridad económica. La tercera edad es el momento de dedicarse, en la última parte de la vida, a la verdadera vocación. La realización de nuestra vocación es una de las mayores alegrías en la vida.

Antes de pensar en un trabajo remunerado el adulto mayor debe considerar si en realidad necesita o no remuneración. De no ser así sus posibilidades de dedicarse a pintar, a estudiar o a lo que desee son más amplias. También es posible que no necesite ganar dinero pero quiere hacerlo. Y, si quiere trabajar en algo que le guste y ganar dinero, debe planear su futura actividad.

Para empezar el trabajo de la tercera edad, o continuar con el anterior es necesario preguntarse:

  • ¿Cuántos días de la semana quiero trabajar?
  • ¿Cuántas horas al día?
  • ¿Cuánto quiero o necesito ganar?
  • ¿Me gusta el trabajo que quiero hacer?
  • ¿Tengo las habilidades para ese trabajo?
  • ¿Cuento con el dinero para iniciarlo?
  • ¿Con qué recursos materiales cuento para empezar?

Trabajos para adultos mayores remunerados y en casa

Dependiendo de sus habilidades y de su profesión, el trabajo de los adultos mayores puede fácilmente adaptarse a hacerse desde casa. Por ejemplo si se han dedicado a la docencia pueden tener pequeños grupos de niños o de adultos en casa. Pueden dar clases de lo que hayan estudiado en su vida o de algún idioma, de arte también. Si tocaban un instrumento musical también pueden enseñar en casa o en otro espacio personal a pequeños grupos. No es necesario volver a contratarse en una escuela o universidad.

Ahora bien, si la abuela fue una maestra de kínder y le sigue gustando el trato con los niños pequeños, puede cuidar niños en casa. Una pequeña guardería con dos o tres niños serían su gusto y su empleo. Si el adulto mayor fue chef o tuvo un restaurante y le gusta cocinar, la preparación en casa de comidas es un magnífico empleo. Incluso puede ayudarse de quienes hacen envíos a domicilio en su ciudad y enviar comidas preparadas. Y si fue un administrativo o un contador, puede hacer este trabajo desde casa para ayudar con los formatos de impuestos a quienes los necesitan.

También hay trabajos para quienes toda su vida realizaron una actividad y ahora quieren otra. Puede ser que les gusten los animales y dedicarse a cuidar perros cuando sus dueños van de vacaciones. No hay nada que agradezca más una persona que ama a su mascota, que el hecho de que lo cuiden bien. Esta guardería de perros, además, generalmente es muy bien pagada. O bien, el adulto mayor ha practicado la música, o ama la lectura, escribe poesía, juega ajedrez. Siempre habrá otros adultos o jóvenes que quieran aprender de él. La abuela puede ser muy hábil para tejer, diseñar ropa, decorar habitaciones, planear fiestas y eventos y nunca ha tenido la oportunidad de hacerlo. También ha hecho escultura, barro y cerámica. Este es el momento de disfrutar plenamente de un trabajo que al adulto mayor le guste mucho y ganar algún dinero.

Ideas de trabajos para adultos mayores fuera de casa

Para el trabajo del adulto mayor fuera de casa en algún lugar hay que considerar varios factores. ¿Qué tan cerca queda el lugar de trabajo de mi casa?, ¿cómo voy a transportarme?, ¿es una empresa grande o un pequeño negocio?, ¿cuánto voy a ganar?, ¿el dinero que voy a ganar compensa mi esfuerzo?, ¿qué horarios tendré?, ¿tengo las condiciones físicas para realizar ese trabajo? y ¿qué tanta satisfacción personal me dará?

Hay algunos trabajos para adultos mayores que les permiten manejar su tiempo como ellos lo necesiten. Por ejemplo:

  • Corredor de bienes raíces, mostrar casas, terrenos y departamentos para rentar o vender. Sin tener la obligación de los trámites legales y fiscales.
  • Organizador de congresos y eventos. El trabajo del adulto mayor puede ser el de un excelente planificador, dada su experiencia de vida. Esto sería en una situación de equipo para que sea él quien haga los contactos y diseñe la logística.
  • Gerente en una pequeña empresa. Con pocos empleados y sin que ocupe 8 horas diarias en el trabajo. Puede ser un pequeño restaurante, un servicio de comidas a domicilio, una cafetería o una tienda.
  • Consultor. Si tiene estudios específicos en alguna área del conocimiento puede dar asesoría profesional a empresas o empresarios.
  • Profesor. Muchas instituciones siguen manteniendo a sus profesores de tercera edad por su gran experiencia y sabiduría.

¿Por qué debería trabajar el adulto mayor?

En primer lugar debemos considerar que hay muchas maneras de ser adulto mayor: puede ser solamente mayor de 60 años y menor de 70, puede ser de 80 años de edad. Quizás goza de todas sus capacidades físicas y mentales, o bien, tiene alguna discapacidad. En este caso la discapacidad puede ser del movimiento o puede ser mental. No todos los adultos mayores tienen las condiciones para trabajar, pero sí todos los que no tengan impedimentos lo pueden hacer. Ahora bien, trabajar no significa ganar dinero sino estar activo en alguna ocupación. En la tercera edad esta ocupación, de ser posible, debe ser muy satisfactoria para el abuelo.

Es importante que el trabajo del adulto mayor, si éste vive en familia, sea el que más le guste. Como miembro de una familia el adulto mayor coopera con lo que puede hacer. Si su trabajo en casa o fuera de ella le genera algún dinero, el abuelo coopera cubriendo sus gastos. Si su trabajo en casa es para ayudar a la vida diaria de la familia, es bueno dejarlo elegir. Por ejemplo, no todos los abuelos quieren cuidar niños, o tampoco pueden limpiar la casa. Sin embargo ocuparse en el jardín, del lavado de ropa o trastes, de cocinar, pueden ser del gusto de los abuelos. También es necesario que el trabajo en casa sea adecuado a su edad y a su condición física y que tenga tiempo de descanso.

El trabajo del adulto mayor no es obligatorio, pero sí es muy necesario que esté activo hasta donde pueda hacerlo. Según sus condiciones una actividad satisfactoria es importante en la tercera edad. La familia debe ayudarlo a encontrar su pasatiempo favorito y su manera de ejercitarse, esto es un valioso apoyo.

Finalmente, no hay ningún trabajo indigno para nadie y menos para el adulto mayor. Es igualmente digno y satisfactorio ayudar a empacar en el supermercado que dar clases de inglés a niños. Tampoco la cantidad de dinero que el adulto mayor gane es buena o mala ya que ha trabajado toda su vida. Los familiares tienen obligación de ayudarlo también económicamente e impulsarlo a que se ocupe aunque gane poco o nada.

 

¿Necesitas más información y ayuda?

En Canitas te ofrecemos una guía si te interesa beneficiarte con la ayuda del programa de Trabajo para Adultos Mayores.

El INAPAM (Instituto Nacional de las Personas Adultas Mayores) da capacitación y oportunidades de empleo a los adultos mayores.

En este artículo de Capital Humano se habla de los beneficios de incorporar adultos mayores a un centro de trabajo

Fuentes y artículos

Derechos laborales de los adultos mayores

El autoempleo en los adultos mayores

La inserción laboral de los adultos mayores en América Latina

Te puede interesar

Adultos mayores y tecnología

Lectura para adultos mayores

Instituciones de Ayuda al Adulto Mayor

Recibe novedades para el adulto mayor