Cardiólogo Geriatra

Las enfermedades cardiovasculares son la principal causa de defunción en todo el mundo. Estas afectan más a los países en vías de desarrollo y son atendidas por los cardiólogos. Te recomendamos seguir leyendo para que determines si tú o tus padres o abuelos necesitan de un Cardiólogo Geriatra.

Cardiólogo Geriatra ¿Qué es?

El Cardiólogo Geriatra es el subespecialista médico que se encarga del diagnóstico y tratamiento de las enfermedades del sistema cardiovascular de los adultos mayores. El sistema cardiovascular está formado por el corazón y la red de arterias, venas y capilares; este sistema hace que la sangre se distribuya a todo el cuerpo.

El ser humano promedio tiene de 6 a 4 litros de sangre, de esto depende su complexión y su sexo. La sangre lleva oxígeno y nutrientes esenciales a todas las células vivas del cuerpo, y también lleva desechos a los sistemas del organismo que se deshacen de estos. La sangre está formada de agua y diversas proteínas (plasma) y de células llamadas glóbulos rojos y glóbulos blancos.

Cardiólogo Geriatra y Adultos Mayores

En los últimos 50 años, la esperanza de vida en nuestro país ha aumentado de 49.6 años a más de 75 años. Un sujeto de 65 años puede esperar vivir otros 17 y uno de 80 hasta ocho años más. Esto da como resultado un cambio de perfil demográfico del país, de tal forma que el número de personas que llegan a la séptima década de la vida está aumentado.

Hace 25 años, la tasa de mortalidad en México por cardiopatía isquémica era de 19.4 por cada 100 mil habitantes, mientras que desde 1997 ha ascendido a 44.9.

Actualmente, los adultos mayores están falleciendo por enfermedades cardiovasculares tales como la cardiopatía isquémica, hipertensión arterial e insuficiencia cardíaca.

Un Cardiólogo Geriatra midiendo la presión arterial de un adulto mayor

¿Qué enfermedades trata el Cardiólogo Geriatra?

Las enfermedades propias del sistema cardiovascular básicamente se centran en problemas del corazón y en su minoría en problemas de las arterias y venas del cuerpo humano. Estas enfermedades incluyen:

Cardiopatía isquémica

La cardiopatía isquémica es la enfermedad ocasionada por la arteriosclerosis de las arterias coronarias, es decir, las encargadas de proporcionar sangre al músculo cardiaco (miocardio). La arteriosclerosis es un proceso lento de formación y acumulación de lípidos (grasas) y células inflamatorias (linfocitos) en las paredes de los vasos sanguíneos. Estos tres procesos provocan el estrechamiento (estenosis) de las arterias coronarias; y por lo tanto disminución en la sangre que le llega al músculo cardiaco.

Este proceso empieza en las primeras décadas de la vida, pero no presenta síntomas hasta que la estenosis de la arteria coronaria se hace tan grave que causa déficit en el aporte de oxígeno al miocardio y sus necesidades. Cuando sucede esto se le llama Cardiopatía isquémica o angina de pecho. En caso de que haya una oclusión completa se le llama infarto agudo.

La cardiopatía isquémica es una enfermedad que se puede prevenir de forma significativa, si se conocen y controlan sus factores. Los principales factores que la producen son:

  • Edad avanzada
  • Se da más en los hombres, aunque la frecuencia en las mujeres se iguala a partir de la menopausia
  • Antecedentes de cardiopatía isquémica prematura en la familia
  • Aumento de las cifras de colesterol total, sobre todo del LDL (malo)
  • Disminución de los valores de colesterol HDL (bueno)
  • Tabaquismo
  •  Hipertensión arterial
  •  Diabetes mellitus
  • Obesidad
  • Sedentarismo

Infarto agudo de miocardio

Es una enfermedad grave que ocurre como consecuencia de la obstrucción completa de una arteria coronaria por un trombo. La consecuencia final de la obstrucción de la arteria es la muerte del territorio que irriga la arteria obstruida. Por tanto, la importancia del infarto de miocardio dependerá de la cantidad de músculo cardiaco que se pierda.

El infarto suele ser un evento inesperado que se puede presentar en personas sanas, aunque generalmente es más frecuente en quienes tienen factores de riesgo y en enfermos que ya han padecido otra manifestación de cardiopatía isquémica.

El infarto se manifiesta por un dolor en el pecho, un dolor similar al que se siente en la angina de pecho, pero suele durar más 20 minutos. Puede presentarse fatiga, sudor frío, mareo o angustia. Suele asociarse con frecuencia a una sensación de gravedad, muerte o miedo intenso.

Si el infarto no es tratado de inmediato, puede suceder que el daño se incremente con el tiempo. Este daño se puede interrumpir si el miocardio vuelve a recibir sangre por medio de procedimientos que destapan la arteria bloqueada.

Es fundamental que la persona con un infarto llegue al hospital lo antes posible. Lo ideal es que reciba atención en el transcurso de la primera hora desde el inicio de los síntomas.

Fibrilación auricular

Cuando el ritmo cardíaco normal se pierde, se produce una arritmia. Las arritmias suelen consistir en latidos cardiacos de velocidades constantemente variables.

La fibrilación auricular es un ritmo cardíaco irregular y anormal que inicia en las aurículas del corazón. Esta condición normalmente causa latidos cardíacos muy rápidos y variables y puede producir coágulos de sangre que pueden viajar desde el corazón hasta el cerebro y causarle un infarto cerebral. La fibrilación auricular es la arritmia más frecuente.

En ocasiones, la fibrilación auricular aparece sin motivo aparente, pero otras veces sí hay una causa atribuible. Éstas son las causas más comunes:

  • Hipertensión. La causa más frecuente de fibrilación auricular es la presión arterial alta.
  • Cualquier enfermedad en el corazón puede provocar fibrilación auricular.
  • Enfermedades hormonales.

El tratamiento suele incluir el uso de medicamentos anticoagulantes y la colocación de un marcapasos.

Insuficiencia cardíaca

La insuficiencia cardíaca es un tipo de enfermedad en la que hay un fallo del ventrículo (ya sea izquierdo o derecho) para realizar su función normal durante el latido cardíaco.

Esta enfermedad de alta prevalencia es causa importante de muerte en adultos mayores, supera al accidente cerebro vascular y al cáncer de cualquier origen. Diagnosticarla en fase temprana no es fácil porque el adulto mayor realiza menor actividad física y la falta de respiración puede atribuirse inicialmente al envejecimiento.

En ocasiones, se lleva tardíamente al adulto mayor por síntomas como la falta de aire al estar acostado. Un signo de enfermedad avanzada, el edema en miembros inferiores, puede atribuirse erróneamente a que el paciente pasa mucho tiempo sentado.

Los síntomas de esta enfermedad son fácilmente confundibles con otro, por eso te invitamos a acudir con tu médico Cardiólogo Geriatra si tu familiar presenta: cansancio al realizar actividades que normalmente no lo cansaban, dificultad para respirar al acostarse e hinchazón importante de miembros inferiores.

Hipertensión arterial sistémica

La hipertensión arterial sistémica es una enfermedad silenciosa y sumamente común en México. La descripción de ser “silenciosa” se hace debido a que no suele presentar síntomas hasta que la enfermedad se encuentra muy avanzada o el paciente presenta un desequilibrio.

Esta enfermedad consiste en un aumento de la presión arterial normal, siendo normal hasta 139/89 (según las guías europeas de cardiología); las causas de esta enfermedad son varias, entre ellas puede encontrarse: problemas renales, edad, malos hábitos alimenticios, uso de tabaco, situaciones constantes de estrés y ciertas enfermedades endocrinológicas.

Es una enfermedad con síntomas inespecíficos o inclusive sin ellos, te recomendamos acudir con tu médico rutinariamente para chequeo de la presión arterial.

El tratamiento suele ser de por vida, pero si se sigue correctamente evitarás complicaciones como infartos al corazón o eventos vasculares cerebrales.

¿Cuándo debo acudir con el Cardiólogo Geriatra?

Es recomendable acudir con tu Cardiólogo Geriatra cuando:

  • Nuestro familiar tiene más de 60 años.
  • Hay presencia desmayos o mareos inexplicables.
  • El paciente refiere mareo o inestabilidad al levantarse de la cama o silla.
  • Dolor opresivo en el pecho.
  • Sensación de latidos muy fuertes del corazón.
  • Palpar un latido cardíaco arritmico.

Al igual que el Cardiólogo Geriatra, el médico general y el Cardiólogo están facultados para diagnosticar enfermedades cardíacas y referir al adulto mayor con el subespecialista.

¿Qué procedimientos se llevan a cabo en un consultorio de Cardiología Geriátrica?

Los procedimientos que suelen realizarse son:

Electrocardiograma

Es un estudio que se realiza con un aparato llamado electrocardiograma. Este utiliza 6 electrodos que se colocan en el pecho, durante la realización de este estudio se le pedirá al paciente retirarse toda la ropa de la parte superior y todos los objetos metálicos que puedan estar en contacto con la piel. El estudio se lleva a cabo de manera rápida por lo cual terminara en no más de 10 minutos. No tienes que preocuparte de nada pues el aparato mide la actividad eléctrica de tu corazón, no existe ninguna sensación eléctrica que pueda ocasionarte el aparato.

Un adulto mayor al cual se le hara un electrocardiograma

Ecocardiograma

Se utiliza un ultrasonido con el cual se explora visualmente la función del corazón. De forma indolora, se muestran imágenes del corazón en movimiento en tiempo real. Permite evaluar su forma, tamaño, funcionamiento y el estado de las válvulas. También ayuda a detectar muchas de las enfermedades cardíacas que pueden provocar fibrilación auricular.

Este estudio no utiliza ningún tipo de material peligroso ni radioactivo por lo cual no debes estar alarmado.

Holter

Este es un pequeño aparato con el cual se obtiene un electrocardiograma de forma continua por 24 hasta 48 horas. La prueba consiste en utilizar electrodos inalámbricos los cuales graban en un aparato portátil llamado Holter el ritmo, frecuencia y actividad eléctrica del corazón (funciona también mientras duermes). Con este se pueden diagnosticar episodios de fibrilación auricular de corta duración o que no provoquen síntomas.

¿Cuánto cuesta una consulta con el Cardiólogo Geriatra?

La consulta de un especialista en Cardiología geriátrica puede rondar los 1000 a 1600 pesos mexicanos.

Finalmente existen varios factores que pueden alterar el precio de una consulta, por ejemplo:

  • Tomar en cuenta que es un subespecialista
  • Hay pocos subespecialistas, por lo cual la demanda a veces es alta
  • Los procedimientos que realice en el consultorio
  • Los precios en citas de seguimiento suelen variar

Durante la consulta el subespecialista podrá solicitar estudios de laboratorio para la detección y vigilancia de diferentes enfermedades. Nosotros te ofrecemos los siguientes análisis:

Si necesitas algún estudio diferente no dudes en visitar el siguiente enlace

Para asistir a nuestro familiar de una mejor forma durante sus padecimientos te recomendamos considerar el siguiente equipo médico:

  • En caso de padecer diabetes siempre es te recomendamos tener un glucómetro a la mano; para vigilar el estado glucémico de nuestro familiar. Puedes encontrar uno aquí.
  • La hipertensión arterial es una de las enfermedades más comunes en los adultos mayores, te recomendamos tener a la mano un baumanómetro, puedes adquirir uno aquí.
  • La dificultad para la movilidad suele presentarse en algunos adultos mayores, existen elementos que pueden asistir a nuestros familiares como la andadera con asiento o una andadera para adultos.
  • Si nuestro familiar se encuentra postrado en cama puede ser útil disponer de un cómodo para adulto.
  • En caso de que nuestro familiar sea muy sedentario o pase mucho tiempo parado te recomendamos unas medias antiembólicas.
  • Existe un pequeño aparato llamado oxímetro de pulso, el cual te permite checar en tiempo real la frecuencia cardíaca y la oxigenación de la sangre.

Las siguientes asociaciones u organismos pueden ayudarte:

Fuentes y bibliografía

Pregunta a tu Doctor

¡Gracias!

Su pregunta ha sido enviada.

Nuestro equipo médico recibe muchas preguntas al día. Trataremos de responder lo antes posible, recibirás un mail con la notificación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Recibe novedades para el adulto mayor