Go to top

Lectura en Adultos Mayores

Conforme la edad avanza, las facultades físicas y mentales comienzan a mermar, por lo cual, leer se va haciendo cada vez más difícil; no obstante, hay algunos consejos y recomendaciones para fomentar la lectura en adultos mayores, de los cuales hablaremos a continuación.

Factores que obstaculizan la lectura en la tercera edad

Mientras para jóvenes y adultos la falta de tiempo suele ser el primer factor que les obstaculiza tomar un libro, este pareciera no ser un obstáculo para una persona de la tercera edad, generalmente ya jubilada y sin las presiones de la paternidad.

No obstante, para ellos, los problemas suelen ser otros; los primeros y más evidentes los de tipo fisiológico: la falta de fuerza para sostener un libro, el deterioro en el sentido de la vista propio de la edad, el deterioro cognitivo y mental, así como el cansancio.

También existen, además, factores emocionales como la depresión, la baja autoestima o los pensamientos fatalistas y negativos acerca de su edad. No es raro, aseguran los especialistas, que un adulto mayor piense que no tiene caso aprender algo nuevo, que la información que pueda obtener de un libro ya no le sirve para nada o que si no hizo algo cuando era joven menos va a hacerlo “ahora de viejo”.

Hay que enfatizar, sin embargo, que los adultos mayores no pierden la capacidad de aprendizaje, más bien, el proceso se vuelve más lento; del mismo modo, no todos los ancianos sufren enfermedades o patologías, ni todos padecen demencia senil y esto hay que tenerlo muy presente a la hora de tratar de motivarlos a leer.

Por otra parte, también hay factores socioculturales que obstaculizan el acercamiento de los abuelos a los libros, uno de ellos es el analfabetismo, especialmente en México; según datos del INEGI, 18.1% de los hombres y 26.2% de las mujeres mayores de 65 años no saben leer ni escribir. Asimismo, hay factores económicos que alejan a las personas de la tercera edad de los libros; en este sentido, el Coneval informa que en 2018, 41.1% de los ancianos vivía en situación de pobreza.

Cabe admitir que no todos estos factores tienen una solución y, de hecho, aunque existen múltiples estudios acerca de los beneficios que aporta la lectura en la tercera edad, prácticamente no hay estrategias ni métodos concretos para acercar a los abuelos a los libros; esto ni siquiera a nivel social, donde la inmensa mayoría de los programas de fomento a la lectura, tanto públicos como privados, están dirigidos a niños y jóvenes, dejando de lado a adultos y ancianos.

¿Cómo fomentar la lectura en adultos mayores?

Esto, sin embargo, no significa que no existan algunos pasos que se puedan dar para motivar la lectura en adultos mayores, tanto a nivel familiar como a nivel comunitario; la mayor parte son acciones sencillas que se pueden tomar en el hogar para que los abuelos desarrollen el hábito de la lectura, en tanto otras más se pueden llevar a cabo en las comunidades, librerías o casas de asistencia.

Para fomentar la lectura en adultos mayores en el hogar

Hay algunas recomendaciones específicas para animar a las personas de la tercera edad a leer, entre las cuales se encuentran:

  • Elegir lecturas cortas. Con la edad, las habilidades cognitivas como la capacidad de concentración y de comprensión se deterioran; por ello, lo mejor para ellos es elegir textos breves, de preferencia de temas de actualidad.
  • Preferir los medios analógicos. De preferencia periódicos y revistas; los expertos aseguran que los adultos mayores están más familiarizados con su uso y tienden a tener más confianza a la hora de manejarlos.
  • Involucrar a toda la familia. Especialmente si hay niños en casa, establecer momentos de lectura compartida con cuentos infantiles; en estos espacios, los abuelos les pueden leer a los más pequeños o viceversa.
  • Encontrar tramas, temas o personajes que les sean atractivos. Textos sobre tópicos o temas que les hayan interesado en su juventud los ayudarán a adentrarse más en la lectura; asimismo, noticias o biografías de personajes de su época les resultarán más atractivos e interesantes para leer.
  • Escoger la presentación más adecuada. El deterioro de la vista es uno de los principales obstáculos a la hora de llevar a los adultos mayores a la lectura; por esto último, libros ligeros y con letras grandes serán de gran ayuda para crear un hábito lector en ellos.
  • Encontrar la mejor hora del día. Este punto está relacionado con el anterior, ya que para la vista de los abuelos, la mejor hora del día para leer es por la mañana; esto debido a que la luz natural es más intensa en este momento y los ayuda a leer mejor.

Por otra parte, hay estrategias generales que se usan con personas adultas y que pueden ayudar a la hora de tratar de interesar a los abuelos en la lectura, tales como:

  1. Establecer un horario específico para leer.
  2. Llevar siempre un libro o la lectura del momento.
  3. Realizar una lista de temas y textos de interés.
  4. Encontrar un sitio adecuado para leer.
  5. Desconectar los aparatos como celulares, computadoras, televisión y radio.
  6. Establecer metas de lectura.
  7. Tener un diccionario a la mano.

Lectura en adultos mayores

Abuela y nieta leyendo

Para fomentar la lectura a nivel comunitario.

Por otra parte, hay algunas acciones que las comunidades pueden realizar para favorecer la lectura en los adultos mayores, por ejemplo:

  • Las bibliotecas pueden organizar clubes de lectura con dinámicas y textos dirigidos específicamente a los abuelos.
  • También, las bibliotecas, especialmente las de mayor tamaño, pueden organizar visitas guiadas para grupos de la tercera edad; en estas se les puede enseñar desde cómo afiliarse hasta los temas y tópicos que les puedan resultar de mayor interés.
  • Los asilos y casas hogar pueden tener lugares destinados específicamente para leer; estos deberán contar con una buena colección de textos adecuados para la tercera edad, tanto periódicos y revistas como libros.
  • Las comunidades —barrios, unidades habitacionales, etcétera— o los propios asilos pueden organizar clubes de lectura igualmente dirigidos específicamente a personas de la tercera edad.

¿Qué leen los adultos mayores?

En principio, la Encuesta Nacional de Lectura 2015, realizada por el Consejo Nacional para la Cultura y las Artes (Conaculta), reveló que 47.1% de las personas jubiladas o pensionadas suelen leer por entretenimiento; en esta categoría se encuentran tanto libros como publicaciones periódicas; cabe destacar, también, que este porcentaje se encuentra bastante por encima de la media nacional de 27%.

Del mismo modo, 93% de este mismo grupo demográfico aseguró tener en casa libros que no sean de texto; 54.3% aseveró que leer es uno de sus pasatiempos favoritos y 23.2% intercambia libros con sus amigos.

No obstante, cabe mencionar, 56.3% de los pensionados y jubilados admitieron tener alguna limitante para leer; según la encuesta, 49.9% de ellos indicó que dicha limitante es la falta de una biblioteca cercana, 42.4% dijo que es por razones económicas y 33% admitió tener dificultades para concentrarse en la lectura.

Los materiales preferidos de lectura para este grupo demográfico son los periódicos (66.2%), seguidos por los libros (63.3%) y las revistas (40.1%); por otra parte, 69% de ellos aseguró que los libros que leen son comprados, mientras que 50.4% dijo que también leen libros que les regalan; sobre esto último, destaca que a 74.8% de ellos les gusta recibir libros como regalo.

¿Qué libro regalar a un adulto mayor?

Además de las recomendaciones hechas en párrafos anteriores, hay una serie de títulos específicos, tanto literarios como de autoayuda, muy recomendados para la lectura en adultos mayores.

En el género de ficción, uno de los libros más recomendados para los abuelos es “El viejo y el mar”, de Ernest Hemingway; asimismo, “El amor en los tiempos del cólera” y “Doce cuentos peregrinos”, de Gabriel García Márquez; “Confieso que he vivido”, de Pablo Neruda; “El curioso caso de Benjamin Button”, de Francis Scott Fitzgerald; “Inventario” y “Gracias por el fuego”, de Mario Benedetti, entre otros.

En cuanto a la autoayuda, un libro recurrente en las listas de recomendaciones especializadas es “Yo de mayor quiero ser joven”, de Leopoldo Abadía; también recomiendan “Jubilación para torpes”, de Ricardo Moragas; “Sexualidad en la vejez”, de Félix López y Juan Carlos Olazábal; “Diálogos con mi nieto”, de Isabel Agüera, y “Jubilación. La psicología de reinventarse”, de Kenneth Shultz.

Otros libros que también hay que considerar como regalo para un abuelo son los que ejercitan la memoria y otras facultades cognoscitivas, específicos para la tercera edad; en este caso no hay recomendaciones en especial, pero existen una buena cantidad en el mercado y una rápida búsqueda en internet arrojará bastantes resultados de donde escoger.

Lectura en adultos mayores

Abuelo leyendo

¿Cómo beneficia la lectura en adultos mayores?

Los especialistas señalan múltiples beneficios de la lectura en adultos mayores y uno de los principales es que reduce el estrés; según las investigaciones, se necesitan menos de 10 minutos de lectura para reducir el ritmo cardiaco y relajar los músculos.

Es por ello que no hay nada mejor que unos minutos de lectura para conciliar el sueño; además, al crear el hábito de leer todas las noches antes de dormir, también se condiciona al cerebro para empezar a prepararse para el sueño.

Del mismo modo, leer de forma habitual ayuda a mejorar la memoria y el funcionamiento del cerebro; además, ayuda a reducir el riesgo de contraer mal de Alzheimer. Es mejor si el adulto mayor ha sido lector toda su vida, pero adquirir el hábito de la lectura en una edad avanzada también aporta estos mismos beneficios.

La lectura, especialmente de ficción, ayuda a incrementar la empatía, así como la inteligencia emocional; también mejora la habilidad para tomar decisiones y, aseguran los expertos, aumenta la sensación de felicidad y de satisfacción con la vida.

¿Necesitas más Información y Ayuda?

Si vives o estás de visita en la Ciudad de México, la Biblioteca México, la Biblioteca José Vasconcelos y la Biblioteca Central de la UNAM ofrecen visitas guiadas, previa cita.

Visita este artículo para conocer más Actividades para Adultos Mayores; pero si buscas algo más relacionado con la literatura, puedes leer este otro con Citas de gente famosa para adultos mayores.

Artículos y Fuentes de Información

Taller de promoción de lectura con adultos mayores: beneficios de la lectura durante el envejecimiento – Universidad Veracruzana, 2015.

¿Cómo motivar a leer a un adulto mayor? 5 Claves para lograrlo – ViveLectura.com, 2018.

Leer en la tercera edad mantiene activas las funciones intelectuales – Instituto de Políticas Públicas en Salud de la Universidad de San Sebastián.

Analfabetismo – Instituto Nacional de Geografía Estadística e Informática (Inegi), 2015

Pobreza y personas mayores en México – Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval), 2018.

9 estrategias para fomentar el hábito de lectura – Universia.net, 2017

10 libros que todo adulto mayor debería leer – Serproen, 2020

Lecturas recomendadas para mayores: más de 10 libros que te harán feliz – Concilia2, 2017

5 Proven Benefits of Reading for Seniors – Lifeline Philips, 2015

6 Benefits of Reading for Seniors – Captel.com, 2018

Encuesta Nacional de Lectura y Escritura – Consejo Nacional para la Cultura y las Artes (Conaculta), 2015

Instituciones de Ayuda al Adulto Mayor

Recibe novedades para el adulto mayor