Go to top

¿Qué es un Aneurisma?

Algunos problemas de salud propios de los adultos mayores, son los problemas vasculares, ya sea porque las arterias se solidifiquen o porque se hagan más débiles y se dilaten. ¿Quieres saber cuales son las complicaciones de dichos problemas? ¿Conoces lo que es un aneurisma? En este post abordaremos dicha temática.

¿Qué es un Aneurisma?

Un aneurisma es una protuberancia o dilatación que ocurre en algunas arterias del cuerpo. Dicho problema suele ser más propenso a desarrollarse en la aorta, una arteria que nace directamente del corazón y es una de las más importantes del organismo debido a que se encarga de conducir la sangre desde este órgano hacia el resto de arterias del cuerpo. A pesar de esto, también puede hacerse presente en otras arterias fuera del torso ubicadas en:

  • El cerebro, las cuales son conocidas como arterias cerebrales.
  • El cuello, denominadas como arterias carótidas.
  • Los muslos de las piernas, cuyo nombre corresponde a arterias femorales.
  • La parte trasera de las rodillas, designadas como arterias poplíteas.
  • Otras partes del cuerpo como la ingle o el cuello, en esta ocasión recibe el nombre de aneurisma periférico.

Básicamente el aneurisma es un debilitamiento de las paredes de las arterias, el cual conduce a un ensanchamiento de las mismas. En caso de que esto suceda y las arterias alcancen un diámetro considerable, es muy probable que el vaso sanguíneo se rompa. Esto es algo que provocaría que la sangre se escape de la arteria y se produzca un evento conocido como hemorragia.

En esta situación la vida de la persona correría peligro, puesto que esto podría causar la muerte del individuo si la hemorragia no es tratada rápidamente.

 

Generalmente los aneurismas no suelen ser comunes, pero pueden aparecer con más frecuencia en los adultos mayores que en las personas más jóvenes.

Tipos de Aneurisma

El aneurisma puede aparecer en distintos lugares y por lo tanto, dependiendo del sitio o la arteria donde se localice, los tipos de aneurismas son:

Aneurisma cerebral

Este tipo de aneurisma ocurre cuando se genera una dilatación en alguno de los vasos sanguíneos del cerebro. Cuando esto sucede, la persona en cuestión tiene grandes posibilidades de sufrir un accidente cerebrovascular del tipo hemorrágico. No obstante, dicho problema puede ser tratado por un médico para evitar que los vasos sanguíneos se rompan en un futuro.

Cabe destacar que en la mayoría de los casos los afectados no presentan ningún tipo de síntoma, rotura o problema de salud que ponga en peligro sus vidas. Por lo que muchas veces se detecta esta enfermedad cuando se realizan ciertas pruebas para buscar otras afecciones.

Aneurisma aórtico torácico

El aneurisma aórtico causa una extensión poco normal en las paredes de la aorta, una de las arterias principales del organismo. La misma sale desde el corazón y llega hasta la parte baja del abdomen pasando primeramente sobre el pecho.

Este problema de salud suele ser muy común en las personas entre los 65 y 75 años de edad que consuman tabaco. Así como también en aquellas que tengan algún antecedente familiar con esta enfermedad.

¿Qué es un aneurisma aórtico?

Aneurisma abdominal

El aneurisma abdominal es un tipo de aneurisma que se origina justo en el fragmento de la arteria aorta que pasa sobre el abdomen. Esta afección crea un agrandamiento en la parte inferior de esta arteria y puede causar la muerte del individuo si crece en exceso y se rompe. Para tratar este problema se puede llevar a cabo una cirugía de emergencia y aplican un plan de tratamientos luego de la operación.

Aneurisma pulmonar

Este otro tipo de aneurisma se puede ubicar tanto en el tronco de la arteria pulmonar como en una o en ambas de las ramas principales de dicha arteria, creando así una extensión en las paredes de la misma. A pesar de ser un problema de salud poco frecuente y del cual existen muy pocos casos registrados, se sospecha que las personas con antecedentes de tabaquismo o hipertensión arterial pueden ser más propensas a desarrollarla.

Significado de aneurisma pulmonar

Aneurisma intercostal

A diferencia de los otros tipos, el aneurisma intercostal es problema un poco más un común entre la población. El mismo causa una serie de síntomas muy molestos en la parte torácica y en la región costal de la persona, los cuales pueden ser tratados con ayuda de un especialista.

Aneurisma del septum interauricular

Esta afección provoca una deformación en el tejido delgado del septum interatrial, el cual se encarga de dividir ambas aurículas. Las aurículas básicamente son dos cavidades del corazón que reciben sangre de las venas y que se encuentran ubicadas de forma superior a los ventrículos de este órgano (que son los que expulsan la sangre a través de las arterias).

¿Qué síntomas produce el Aneurisma?

Los síntomas son distintos en cada tipo de aneurisma. Por esa razón se dividen de la siguiente forma:

Aneurisma cerebral o en la cabeza

El aneurisma en la cabeza o cerebral puede causar síntomas diferentes según el estado en el que se encuentre la afección.

Rotura de aneurisma

Cuando el vaso sanguíneo afectado se rompe, la persona puede presentar varios síntomas y signos como, por ejemplo:

  • Visión borrosa o doble.
  • Dolor de cabeza muy intenso.
  • Rigidez en el cuello.
  • Náuseas y vómitos.
  • Convulsiones.
  • Caída del párpado.
  • Confusión.
  • Pérdida del conocimiento.
  • Sensibilidad a la claridad.

El síntoma clave para detecta la rotura del vaso sanguíneo es el dolor de cabeza que aparece de forma repentina y que causa un dolor muy fuerte.

Aneurisma con filtración

En muchos casos se suele producir una filtración de una pequeña cantidad de sangre antes de que el vaso se llegue a romper por completo. Esto es algo que sólo provoca un dolor de cabeza repentino y muy doloroso.

Síntomas del aneurisma cerebral

Aneurisma sin rotura

En ciertas personas el aneurisma en la cabeza no causa síntomas, sobre todo si se trata de una dilatación más pequeña de lo normal. Sin embargo, al no producirse la rotura, el aneurisma comienza a ejercer presión sobre los nervios y tejidos del cerebro, provocando así los siguientes síntomas:

  • Dolor tanto detrás como arriba de un ojo.
  • Visión doble o cambios notables en la vista.
  • Dilatación de una de las pupilas.
  • Inmovilización de un lado del rostro.

Aneurisma aórtico

Muchas veces los aneurismas aórticos suelen crecer de forma lenta y no producen ningún tipo de síntoma, es por ello que en la gran parte del tiempo son muy difíciles de detectar. A pesar de esto, pueden existir otros casos donde el aneurisma manifieste ciertos síntomas en la persona a medida que va creciendo. Entre ellos se encuentran:

  • Falta de aire.
  • Tos.
  • Dolor punzante en la espalda que va desde la parte superior hasta la parte inferior de la misma.
  • Ronquera.
  • Dolor en el pecho.

Aneurisma abdominal

Al igual que en el caso anterior, el aneurisma abdominal es muy complicado de detectar en la mayoría de las veces porque crece lentamente y no causa síntomas algunos. Esto sucede sobre todo en los aneurismas que permanecen en un tamaño pequeño, pero los que se expanden de gran forma con el paso del tiempo provocan ciertos síntomas como, por ejemplo:

  • Pulso cerca del ombligo.
  • Dolor de espalda.
  • Dolor profundo y constante en el costado del abdomen o en la parte central.

¿Qué síntomas produce el aneurisma abdominal?

Aneurisma pulmonar

Los signos y síntomas que se originan a raíz de un aneurisma pulmonar son:

  • Respiración rápida.
  • Escupir sangre al toser.
  • Frecuencia cardíaca alta.
  • Falta de aliento.
  • Desmayo o mareos.
  • Presión arterial más baja de lo normal.
  • Malestar o dolor en el pecho, especialmente al respirar profundamente o toser.

Dichos síntomas por lo general no suelen presentarse hasta que la enfermedad llegue a su punto más grave y desarrolle ciertas complicaciones de salud.

Aneurisma intercostal

Este tipo de aneurisma en concreto se caracteriza por causar los siguientes signos:

  • Sensación de quemazón en la cavidad torácica.
  • Dolor punzante que empeora al respirar.
  • Entumecimiento de la zona.
  • Sensación opresiva anormal.
  • Enrojecimiento de la piel.

Aneurisma del septum interauricular

Para este caso de aneurisma no existe ningún tipo de síntoma que le permita a la persona sospechar la presencia de esta afección. Por esa razón, la única forma de detectar la existencia de la misma es a través de un chequeo médico donde se busque la presencia de otro problema de salud.

Es muy importante que la persona recurra de forma inmediata a un médico si algunos de los síntomas anteriormente mencionados se manifiestan frecuentemente. De esta manera el especialista tendrá la oportunidad de estudiar el caso y tratar el problema con tiempo para prevenir un daño en la salud del individuo.

¿Qué causa el Aneurisma?

La gran mayoría de aneurismas se generan a raíz de una debilidad en la pared de estas arterias. Dicha falla suele darse muchas veces desde el nacimiento o por ateroesclerosis, es decir, por una acumulación de sustancias grasas en los tejidos de los vasos sanguíneos.

Además de esto, también pueden surgir por infecciones de hongos o bacterias que se manifiestan generalmente en aquellas personas que utilizan drogas intravenosas como, por ejemplo, la heroína. De igual forma ocurre con las heridas por armas de fuego o armas blancas.

Causas de un aneurisma

Esta afección muchas veces se origina en una de las válvulas del corazón u otras partes del cuerpo y luego de desplazan hasta la pared arterial.

¿Cómo se diagnostica el Aneurisma?

Para diagnosticar cualquier tipo de aneurisma un especialista debe realizar pruebas de diagnóstico por imagen o, en su defecto, puede palpar el exceso creado por la afección en las piernas o en los brazos. En caso de que no se logre diagnosticar por completo la afección, también se puede utilizar la tomografía o ecografía computarizada para confirmar las sospechas.

Por otro lado, los aneurismas en el corazón o en la cabeza únicamente pueden ser detectados por las pruebas de diagnóstico por imagen. Entre estas pruebas se encuentra la angiografía por TC, la cual se encarga de mostrar imágenes en segunda y tercera dimensión de los vasos sanguíneos que nacen desde el corazón. Mientras que la angiografía normal se utiliza para obtener imágenes detalladas de los vasos sanguíneos a través de rayos X.

Cuando el aneurisma haya sido diagnosticado, el médico debe programar una ecografía cada cierto tiempo para controlar el crecimiento del mismo. Por lo general estas ecografías se realizan cada 6 meses, pero esto puede variar según la opinión de cada especialista.

Tratamientos para el Aneurisma

Los aneurismas infectados por lo general se tratan con antifúngicos o antibióticos y muchas veces es necesario realizar una cirugía. Todo dependerá de cual sea tamaño del aneurisma, del lugar donde se encuentre y que tan fuertes son los daños que ha causado la infección.

Sin embargo, las personas que presenten síntomas de un aneurisma en la parte inferior del cuerpo cuyo tamaño sea el doble al del vaso normal, sólo podrán tratar este problema mediante una cirugía de reparación. En el caso de los aneurismas en los brazos, se debe actuar rápido y realizar una operación inmediata incluso si el individuo no presenta ningún tipo de síntoma. Esto sucede porque los vasos sanguíneos de esta zona del cuerpo son más propensos a desarrollar coágulos de sangre con este problema de salud, algo que es muy peligroso para la vida de la persona.

¿Cómo se trata un aneurisma?

Por otra parte, los aneurismas en el cerebro requieren de una cirugía especial para reparar el vaso afectado y evitar que este se rompa. Para ello se recurre a la siguiente técnica:

Cirugía de Aneurisma cerebral

Actualmente existe una cirugía conocida como “reparación de aneurisma cerebral” que, como lo indica su nombre, sirve para corregir la dilatación de un aneurisma en los vasos sanguíneos del cerebro. Esto se hace con el objetivo de prevenir que el vaso se rompa, ya que puede ser un gran peligro para la persona porque podría causar distintas complicaciones, entre ellas la muerte.

Dicha cirugía puede realizarse de dos formas distintas. En el primer caso se aplica la reparación endovascular mediante el uso de la embolización endovascular junto a unos tubos de malla para reparar el área afectada. Generalmente se utiliza este método porque es la forma menos invasiva de llevar a cabo esta cirugía.

La segunda opción es un poco más complicada, puesto que se realiza una cirugía de cerebro para hacer un clipaje. Este procedimiento se hace de la siguiente forma:

  • Aplicar anestesia general a la persona y se le coloca un tubo de respiración.
  • Abrir el cuero cabelludo, el cráneo y la cubierta del cerebro.
  • Localizar el vaso sanguíneo afectado y se coloca una especie de pinza de metal en el cuello o en la base del aneurisma. Esto evitará que la arteria que rompa en un futuro.

Recomendaciones para prevenir el Aneurisma

Para evitar la aparición o la complicación de un aneurisma, es importante seguir las siguientes recomendaciones:

  • Controlar los factores de riesgo cardiovascular como, por ejemplo, la tensión arterial.
  • No consumir grasas en exceso y dejar el tabaco para prevenir la aparición de la arteriosclerosis. Esta es una enfermedad que ataca directamente a las arterias y disminuye su elasticidad, lo cual hace que los vasos sanguíneos sean más rígidos y gruesos.
  • Seguir una rutina de ejercicios suaves de forma diaria.
  • Alimentarse sanamente con frutas y verduras.
  • Evitar el estrés.
  • Dormir las horas de sueño recomendadas.
  • No ingerir bebidas alcohólicas en exceso.
  • Mantener una buena higiene.

Consejos para evitar un aneurisma

¿Necesitas Información y Ayuda?

  • Médico en tu casa: Es un programa de apoyo social para que los adultos mayores que no estén afiliados al IMSS o ISSSTE puedan recibir asistencia médica en sus hogares en caso de presentar algún síntoma de Aneurisma de forma repentina.
  • Instituto Nacional de las Personas Adultas Mayores: Disponen de asistencia pública y algunos planes de desarrollo especialmente diseñados para los adultos mayores que sufran de cualquier enfermedad.
  • Instituto para la Atención de los Adultos Mayores: Es una institución del gobierno con sede en la Ciudad de México. En este organismo los adultos mayores de 68 años de edad podrán recibir asistencia médica primaria a domicilio dentro del territorio mexicano.

Fuentes de Información

Te podría interesar

Instituciones de Ayuda al Adulto Mayor

Recibe novedades para el adulto mayor