Go to top

Vitaminas para Adultos Mayores

Cuando los adultos mayores tienen dietas saludables, muchos de los cambios relacionados al envejecimiento, pueden revertirse o retrasarse, lo que les permite conservar sus funciones y vivir una vida de forma plena e independiente. Sin embargo, existen algunos factores que interfieren en la absorción de los nutrientes y para sustituir está falta será necesario el uso de Vitaminas para adultos mayores.

El estado nutricional del adulto mayor se relaciona con el proceso de envejecimiento y los hábitos alimenticios mantenidos durante toda su vida. Durante la tercera edad, se presentan cambios corporales, como el aumento de la grasa y la disminución del músculo, así como alteraciones metabólicas y alimentarias. De la misma forma, es frecuente la aparición de comorbilidades, es decir,  que el adulto mayor padece cuando menos de dos enfermedades crónicas y/o agudas, lo que lleva a tomar diferentes fármacos, algunos de los cuales interfieren con la absorción de los nutrientes.

En la tercera edad el apetito y la cantidad de alimentos consumidos disminuyen debido a diversos problemas funcionales y al uso de algunos medicamentos. Es por ello, que si el adulto mayor no tiene una dieta adecuada para sus necesidades o los alimentos consumidos no aportan los requerimientos mínimos, es necesario que su médico tratante le recete algunas vitaminas para adultos mayores.

Vitaminas para adultos mayores

¿Qué son las Vitaminas para Adultos Mayores?

Las vitaminas sustancias imprescindibles para el buen funcionamiento del organismo, independientemente de la edad de una persona. El ser humano es incapaz de producirlas, por lo que es necesario su aporte mediante una correcta alimentación durante toda su vida, aunque dependiendo de la edad, algunas toman mayor relevancia. Son 13 las vitaminas necesarias o esenciales para un óptimo funcionamiento del cuerpo y se dividen en 2 grupos.

Vitaminas Liposolubles

Son aquellas que, como su nombre lo indica, son solubles en grasa, por lo que se almacenan en órganos como el hígado y la grasa corporal. Por esta misma razón, se encuentran en gran medida en alimentos como la yema de huevo, aceites vegetales o el hígado de pescado.

Las vitaminas liposolubles son: A, D, E y K.

Vitaminas Hidrosolubles

Estas vitaminas, por su parte, son solubles en agua y no se almacenan en el cuerpo, ya que, al no utilizarse se eliminan en la orina. Estas se encuentran principalmente en alimenos como legumbres, verduras, frutas o la leche.

Las vitaminas hidrosolubles son: B1, B2, B3, B5, B6, B7, B9 y B12.

Es importante mencionar que, cada una de estas vitaminas, tiene una función específica para el correcto funcionamiento del cuerpo.

Las vitaminas se necesitan en pequeñas cantidades, no aportan energía, pero sin ellas el organismo es incapaz de aprovechar los elementos constructivos y energéticos suministrados por la alimentación. Algunas vitaminas se sintetizan en pequeñas cantidades en el cuerpo como la vitamina D que se forma en la piel con la exposición a la luz solar y las vitaminas k, B1, B12 y ácido fólico que se forman en pequeñas cantidades en la flora intestinal.

Déficit de Vitaminas en Adultos Mayores

Cuando la dieta del adulto mayor resulta insuficiente para cubrir los requerimientos mínimos nutricionales es necesario que complemente su dieta con Vitaminas y suplementos. En en el adulto mayor, existen factores que favorecen la aparición de déficit vitamínicos como:

  • Aporte calórico insuficiente.
  • Rechazo a la ingesta de frutas y verduras.
  • Disminución del apetito.
  • Dieta muy restrictiva en grasas.
  • Uso excesivo de laxantes.
  • Polifarmacia.
  • Mala preparación y conservación de los alimentos.
  • Existencia de una enfermedad aguda y/o crónica.

Así mismo, la interacción entre medicamentos y vitaminas pueden aumentar las necesidades de estos micronutrientes.

Cada una de las vitaminas tiene su función especial, pero hay 3 a las que hay que prestar especial atención en el adulto mayor, debido al riesgo que representa un bajo consumo:

  • Déficit de vitamina D, está directamente relacionado con fracturas y la debilidad muscular.
  • Bajos niveles de vitamina B12 pueden favorecer la aparición de anemia, problemas gastrointestinales e infecciones en el tracto urinario.
  • La carencia de vitamina B6 puede ser la responsable de síntomas como inflamación de la piel, mala circulación en pies y manos, y problemas neurológicos.

Fuentes naturales de Vitaminas

Para evitar un déficit de vitaminas en el adulto mayor, se puede recurrir a complementos o tambén consumirlas de manera natural. Las vitaminas podemos encontrarlas en los siguientes alimentos:

  • Retinol o Vitamina A: Huevos, leche y zanahoria.
  • Piridoxina  o vitamina B6: pollo, plátano, pan integral y papas.
  • Cianocobalamina o vitamina B12: Carne, pescado, huevos y leche.
  • Ácido Ascórbico o vitamina C: Naranja, tomate y lechuga.
  • Colecalciferol o Vitamina D: Pescado, leche y huevos, además la exposición solar favorece la producción de vitamina D en la piel.
  • Vitamina E: Judías secas, nueces, cereales y pescados.
  • Vitamina K: Espinacas, col, hígado y queso.
  • Ácido Fólico, folato o Vitamina B9: Espinacas, almendras, lechuga e hígado.

fuente naturales de vitaminas y minerales para adultos mayores

Polivitaminas para el Adulto Mayor

Son compuestos con vitaminas y minerales que intervienen en diferentes procesos bioquímicos. Son utilizados en la prevención y tratamiento de deficiencias específicas y podemos encontrarlas en tres presentaciones: jarabe, tabletas o grajeas y solución inyectable. Cada una contiene vitaminas y minerales específicos, por lo que se debe recetar el más adecuado en presentación y dosis a la necesidades del adulto mayor.

Jarabe

  • Retinol o Vitamina A
  • Colecalciferol o Vitamina D2
  • Vitamina E
  • Ácido Ascórbico o Vitamina C
  • Tiamina o B1
  • Riboflavina, B2
  • Piridoxina o vitamina B6
  • Cianocobalamina, B12
  • Nicotinamida B3
  • Hierro elemental

Tabletas o grajeas

  • Clorhidrato de Tiamina (B1)
  • Riboflavina (B2)
  • Clorhidrato de Piridoxina (B6)
  • Cianocobalamina (B12)
  • Acetato de Alfatocoferol (Vitamina E)
  • Retinol (Vitamina A)
  • Colecalciferol (Vitamina D3)
  • Ácido Pantoténico.
  • Sulfato Ferroso
  • Sulfato de Cobre
  • Yoduro o Fosfato de Potasio
  • Glicerofosfato, sulfato o hiposulfito de magnesio
  • Fosfato de magnesio
  • Cloruro, fosfato o sulfato de Zinc

Solución Inyectable

  • Retinol (vitamina A)
  • Colecalciferol (Vitamina D3)
  • Nicotinamida
  • Vitamina E
  • Riboflavina
  • Piridoxina
  • Tiamina
  • Ácido Ascórbico
  • Biotina
  • Cianocobalamina
  • Ácido Fólico

vitaminas en jarabe y tabletas para la vejez

Beneficios de las Vitaminas en Adultos Mayores

Una ingesta adecuada de vitaminas es uno de los pilares fundamentales en una alimentación saludable. Existen estudios que demuestran la importancia del consumo de vitaminas para la prevención de enfermedades cardiovasculares y cáncer. Los déficit de vitaminas y minerales favorecen el riesgo de infecciones, de enfermedades crónicas y trastornos psicológicos. Normalmente estas alteraciones se deben a una disminución en la ingesta de alimentos, interacción medicamentosa, consumo de alcohol y aclorhidria o hipoclorhidria.

Vitamina D

Es un nutriente esencial para la regulación de los niveles de calcio y fósforo sérico. Promueve la absorción y utilización del calcio y fósforo y la calcificación de los huesos.

Vitamina A

Esencial para la función de la retina, necesaria para el crecimiento óseo y la diferenciación de tejidos epiteliales. Actúa como potente antioxidante y contribuye a la defensa del organismo neutralizando los radicales libres involucrados en el envejecimiento y desarrollo de enfermedades cancerígenas.

Vitamina E

ES un potente antioxidante que protege a los lípidos de los ataques de radicales libres. Ayuda a prevenir el alzheimer, cataratas y parkinson. Su deficiencia se asocia comúnmente en el origen de procesos como cataratas, alzheimer, parkinson, enfermedades cardíacas y la regulación de procesos inmunes.

Vitamina C

Es un antioxidante que evita la oxidación de las lipoproteínas y potencia la acción de la vitamina E en la prevención de lesiones ateroscleróticas. Reduce la prevalencia de catarata senil y enfermedades cardiovasculares. El déficit de vitamina c se relaciona a enfermedades cardiovasculares. Interviene en la formación de tejido conectivo y en numerosas reacciones de óxido reducción.

Ácido Fólico

Ayuda a mantener la función cognitiva, tratamiento de la depresión y trastornos neuropsiquiátricos del adulto mayor. La deficiencia del ácido fólico se encuentra asociado a la presencia de anemia macrocítica. Ayuda a la formación de glóbulos rojos, lo que beneficia a los adultos mayores que padecen anemia, padecimiento frecuente entre la población de las personas de la tercera edad.

Vitamina B12

Su deficiencia está asociada a anemia megaloblástica, daño neurológico, elevación de los niveles de homocisteína asociada a riesgos cardiovasculares, por lo que es importante cubrir los requerimientos del adulto mayor.

Vitamina K

Permite la circulación y coagulación sanguínea correctas, se asocia a la prevención de enfermedades como alzheimer. Funciona como fuente antioxidante y junto con la vitamina D ayuda a preservar la salud ósea.

Las Mejores Vitaminas para Adultos Mayores

Las 13 vitaminas esenciales, como hemos mencionado a lo largo de este artículo, son necesarias. Sin embargo, a lo largo de ciertas etapas, algunas de ellas cobran mayor relevancia dependiendo del cambio físico que esté cursando el adulto mayor.

Vitaminas para mayores de 50 años

A partir de esta edad, la densidad ósea comienza a disminuir, principalmente en las mujeres, por lo que el consumo de Vitamina D es esencial durante esta etapa de la vida. Esta vitamina puede encontrarse fácilmente en lácteos, higos o el hígado de res.

Vitaminas para adultos mayores de 60 años

La eficacia de la función del aparato intestinal al entrar a esta edad comienza a ser deficiente. En el caso de la vitamina B12, debido a la cantidad de ácido estomacal que es necesario para su correcta absorción, es recomendable complementarla por medio de suplementos, principalmente por su relación con padecimientos como la demencia senil o Alzheimer.

Vitaminas para adultos mayores de 70 años

Los cambios fisiológicos continúan a esta edad, por ello, es indispensable continuar consumiendo de manera regular vitamina D y B12, sin embargo, las dosis requeridas pueden ser mayores.

Por otro lado, es necesario prestar también atención a la Vitamina B6, cuyo metabolismo puede verse afectado por enfermedades crónicas y que es necesaria para la formación de glóbulos rojos y así prevenir la aparición de anemia e incluso la depresión.

Vitaminas para adultos mayores de 80 años

A partir de los 80 años es importante poner atención en el correcto consumo de Ácido Fólico, entre otros aspectos, debido a que contribuye a prevenir enfermedades cardiovasculares, algunos tipos de cáncer, problemas neurológicos y ayuda a mejorar la atención.

Si deseas conocer más sobre los beneficios y la importancia del ácido fólico en adultos mayores, te invitamos a leer este artículo que hemos preparado para ti, aquí.

Vitaminas para Ancianos Desnutridos

El proceso de envejecimiento del cuerpo produce una serie de alteraciones en todos los sistemas de nuestro organismo. Esta razón es la responsable de que los ancianos sean más frágiles y más propensos a enfermarse.

A nivel de nutrición, durante el envejecimiento, el aparato digestivo pierde eficacia, por lo que los alimentos no se aprovechan de la misma manera en la que se hacía en la adultez joven, es por esta razón que en algunas ocasiones necesitemos suplementos vitamínicos y alimenticios en general, ya que el hecho de no aprovechar los alimentos produce deficiencias en nuestra salud, produciendo un círculo vicioso y amentando los efectos nocivos del envejecimiento.

En base a los requerimientos nutricionales más importante en el adulto mayor, y tomando en cuenta las deficiencias vitamínicas más importantes en un anciano con desnutrición, recomendamos una serie de vitaminas dentro de las cuales se encuentran:

Vitamina A, B6, B9, B12, C, D, E, K.

Se recomienda para evitar el envejecimiento prematuro, y disminuir la fuerza de los efectos de la transición a adulto mayor, que los alimentos que se consuman deben ser variados ricos en las vitaminas ya mencionadas.

Es importante destacar que el consumo de suplementos no sustituye la necesidad de consumir alimentos variados y ricos en dichas vitaminas. Por ende, no recomendamos consumir suplementos sin la supervisión de un médico.

Vitaminas para el Cerebro para Adultos Mayores

Los requerimientos necesarios para la función cerebral son principalmente los azúcares y los aminoácidos (provenientes de las proteínas). Sin embargo, también es necesario el consumo de otros nutrientes como las grasas, las vitaminas y los minerales.

A nivel de vitaminas, las más importantes son las vitaminas del complejo B, en especial las vitaminas B1, B6 y B12. Estas vitaminas forman parte esencial para la producción de neurotransmisores, acceso a la energía y su deficiencia puede desencadenar múltiples problemas a nivel del sistema nervioso.

  • La vitamina B1, es parte responsable del aprovechamiento de la glucosa en el cerebro, y por ende, es la que permite que la energía de los alimentos se utilice en el cerebro. Los adultos mayores con deficiencia de esta vitamina se asocian con problemas de concentración, falta de memoria, ansiedad y hasta depresión. Los alimentos donde abunda este tipo de vitamina son las carnes magras, en especial el hígado de cerdo, los cereales, el pescado y los huevos.
  • En el caso de la vitamina B6, esta es implementada para el desarrollo de los neurotransmisores y diferentes estructuras que permiten el flujo de información desde el cerebro al resto del cuerpo. Por esta razón, las personas con falta de esta vitamina también pueden presentar irritabilidad, depresión y fatiga. Se puede encontrar en alimentos como el hígado, la carne de res y pollo, frutas y verduras, plátanos, frutos secos, entre otros.
  • La vitamina B12 se encuentra principalmente en el hígado de res y las almejas, sin embargo, los productos lácteos y los huevos son fuentes ricas en esta vitamina. Esta es importante en el funcionamiento cerebral y quienes tienen deficiencia de esta vitamina pueden desarrollar afectaciones nerviosas y depresión.

Vitaminas para Adultos Mayores con Diabetes

Como hemos mencionado durante todo el artículo, las vitaminas son necesarias para mantener al cuerpo funcionando de manera óptima. Sin embargo, existen padecimientos en donde la ingesta de estas es de mayor importancia.

En el caso de las personas que padecen de Diabetes, hay una mayor producción de radicales libres, que, a grandes rasgos, son sustancias con actividad oxidativa y son eliminados por los antioxidantes. Es por ello, que en adultos mayores diabéticos es aún más importante consumir:

  • Betacaroteno (Vitamina A)
  • Tocoferol (Vitamina E)
  • Ácido ascórbico (Vitamina C)

¿Necesitas más Información o Ayuda?

Instituto Nacional de las Personas Adultas Mayores (INAPAM) Es un Organismo Público Descentralizado cuyo objetivo es garantizar el bienestar del adulto mayor. En el puedes encontrar Centros de Atención Integral en donde se brinda a las personas de la tercera edad servicios médicos multidisciplinarios especializados en el primer nivel de atención.

Sistema Nacional para el Desarrollo Integral de la Familia (SNDIF) Es un Organismo Público Descentralizado que tiene como objetivos principales promocionar la Asistencia Social y prestar servicios en ese campo. Como parte de la Asistencia Social puedes encontrar programas de salud para personas de la tercera edad.

Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) Es una Institución de Gobierno Federal dedicada a brindar servicios de salud y seguridad social a la población con afiliación al Instituto. En el puedes encontrar GeriatrIMSS que proporciona atención integral al adulto mayor mediante atención especializada.

Artículos y Fuentes de Información

Nutrición en personas mayores.

Vitaminas para la tercera edad que benefician al organismo.

Vitaminas recomendadas para adultos mayores.

Complementos para personas mayores.

Vitaminas para adultos mayores que sí benefician.

Complementos para adultos mayores, una mejora en la calidad de vida.

Instituciones de Ayuda al Adulto Mayor

Recibe novedades para el adulto mayor