Go to top

Síntomas de Azúcar Alta y Baja

Azúcar en la Sangre

El azúcar, también conocida como “glucosa”, es la principal fuente de energía que posee nuestro organismo. Esta se obtiene a través de los alimentos que consumen las personas en su día a día, por lo tanto, cada vez que se ingiere una comida, la sangre se encarga de llevar la glucosa que obtuvo de la misma hacia todas las células del cuerpo para que puedan utilizarlas como energía y llevar a cabo su correcto funcionamiento.

Para evitar cualquier tipo de daño en el organismo, es muy importante mantener un nivel de azúcar normal. En caso de que presenten síntomas de azúcar alta y baja en sangre, pueden llegar a desarrollarse problemas de salud. Entre dichos problemas se destaca la diabetes, una enfermedad que se caracteriza por producir niveles muy altos de azúcar en la sangre, pero no sólo eso, sino que al no ser tratada a tiempo, puede causar daños en muchas partes del cuerpo como los ojos, nervios, pies y riñones.

Azúcar en la sangre

Toda persona que tenga un nivel de azúcar demasiado alto debe recurrir inmediatamente a un especialista para que le realice una evaluación. Según sean los resultados obtenidos, el médico le recetará una serie de medicamentos junto a una dieta especial que le ayude a disminuir el exceso de azúcar en la sangre.

¿Cuáles son los Síntomas de Azúcar Alta y Baja en Mujeres y Hombres?

Los síntomas de un nivel de azúcar bajo o alto en la sangre pueden manifestarse de forma diferente, dependiendo de que tan grave sea el desnivel de glucosa. Teniendo en cuenta que el valor normal de glucosa en sangre ronda los 70-100 mg/dL (en ayunas), los síntomas pueden clasificarse de forma leve, moderada o grave, los cuales pueden producirse tanto en mujeres como en hombres de cualquier edad, incluyendo también a niños pequeños.

Síntomas de Azúcar Baja en la Sangre

Estos síntomas pueden afectar a las personas mayores con o sin diabetes, así como también a los niños pequeños que sufran de esta enfermedad.

Según sea el caso, los síntomas se muestran de la siguiente forma:

Síntomas de Azúcar levemente baja

Los síntomas de un nivel leve de azúcar bajo en la sangre suelen presentarse cuando el mismo es inferior a los 70 mg/dL (miligramos por decilitro) a través de varias señales tales como:

  • Hambre extrema.
  • Vista borrosa.
  • Náuseas leves.
  • Temblores.
  • Debilidad.
  • Nerviosismo.
  • Sensación de ansiedad.
  • Latido cardíaco acelerado.
  • Dolor de cabeza.
  • Mareos.
  • Sudoración.

Para esta situación en concreto, la persona afectada puede reducir un poco los síntomas al comer cualquier tipo de alimento que contenga azúcar.

Síntomas de Azúcar moderadamente baja

Por otro lado, se considera que existe un nivel de azúcar moderadamente bajo cuando este se encuentra por debajo de los 40 mg/dL. Al ser una cifra más baja que la anterior, el comportamiento de la persona comienza a cambiar a raíz de algunos síntomas como:

  • Habla arrastrada.
  • Incapacidad de concentrarse.
  • Inestabilidad al caminar o al estar de pie.
  • Irritabilidad.
  • Cambios drásticos en la personalidad.
  • Confusión.
  • Incapacidad de concentrarse.
  • Calambres musculares.

Síntomas de Azúcar muy baja

El caso más grave de todos es cuando el nivel de azúcar en sangre se ubica por debajo de los 20 mg/dL, ya que esto puede dar paso a una serie de consecuencias muy peligrosas como, por ejemplo:

  • Pérdida del conocimiento.
  • Ataque cerebral.
  • Convulsiones.
  • Muerte.

Síntomas de azúcar baja

Síntomas de Azúcar alta en la Sangre

Por lo general, los síntomas que se producen cuando existe un nivel alto de azúcar en la sangre suelen manifestarse en aquellas personas diabéticas que no están bajo un control especial. Estos son:

Síntomas de Azúcar levemente alta

Se considera que el nivel de azúcar está levemente alto cuando el mismo sobrepasa de forma constante los límites normales. Estos límites son de 200 mg/dL a 240 mg/dL en niños y de 200 mg/dL a 350 mg/dL en el caso de los adultos. Cuando esto ocurre, la persona puede encontrarse con los siguientes síntomas:

  • Fatiga.
  • Pérdida de peso.
  • Sed extrema.
  • Ganas constantes de orinar.
  • Incremento del apetito.
  • Piel seca y tibia.
  • Sequedad en la boca.

Síntomas de Glucosa Alta en la Sangre

Si el niño o el adulto en cuestión mantiene unos niveles muy altos de azúcar en la sangre según los límites anteriormente mencionados, puede manifestar estos síntomas:

  • Incremento de la sed.
  • Aturdimiento.
  • Vista borrosa.
  • Dificultad para despertarse.
  • Agitación.
  • Piel caliente, seca y con tonalidades rojas.

Por otro lado, aquellas personas que padezcan de diabetes tipo 1 y algunas de diabetes tipo 2 pueden sufrir:

  • Mal aliento.
  • Respiración profunda y muy rápida.
  • Vómitos.
  • Dolor abdominal.
  • Aumento en el ritmo cardíaco.
  • Pulso débil.
  • Poco apetito.

Es de suma importancia dirigirse inmediatamente a un médico en caso de presentar cualquiera de estos síntomas de forma frecuente o si se sospecha que pueda tener una disminución o un incremento de los niveles de azúcar en la sangre.

¿Qué causa la disminución o alteración de los niveles de Azúcar?

La causa de la disminución o alteración de los niveles de azúcar en sangre de una persona puede deberse a distintas razones según sea el caso:

Causas del azúcar baja

  • Consumo de alcohol.
  • Insuficiencia renal, hepática o cardíaca.
  • Tumor en el páncreas que produce más insulina de lo normal.
  • Infección conocida como sepsis que afecta a todo el organismo de la persona.
  • Falta de alguna hormona como la de crecimiento, la tiroidea o el cortisol.
  • Antibióticos o medicamentos para problemas en el corazón que no se utilizan para tratar directamente la diabetes.
  • Cirugías para bajar de peso.

Los niveles bajos de azúcar también pueden ocurrir cuando el cuerpo agota la glucosa con mucha rapidez, se libera mucha insulina en la sangre o cuando el cuerpo produce una cantidad muy pequeña de azúcar y la libera lentamente a través del sistema circulatorio.

Causas del azúcar alta

La glucosa alta en sangre puede manifestarse como consecuencia de:

  • Estrés constante.
  • Falta de ejercicio físico.
  • No seguir el plan de alimentación especial (cuando se es diabético).
  • Tener una infección viral como, por ejemplo, la gripe.
  • No tomar las cantidades correctas de medicamentos que recetó el especialista en caso de padecer de diabetes.
  • Tomar otros medicamentos que intervienen con el correcto funcionamiento de las medicinas para controlar la diabetes.

A pesar de que un aumento leve de la cantidad de azúcar en sangre no es algo muy grave, es importante estar al tanto si esto ocurre muy seguido. De ser así, puede ser una persona que no sufre de diabetes, pero debe recurrir inmediatamente a un médico para recibir una evaluación, mientras que, si esto ocurre en un diabético, podría deberse a un problema con la cantidad de insulina que se inyecta o con los alimentos que consume. En este caso también es aconsejable recurrir a un médico para que detecte el problema y controle el nivel de azúcar para que vuelva a estar dentro de los límites normales.

Síntomas de azúcar alta

Valores de la Glucemia Alta

La glucosa se puede acumular en la sangre cuando el metabolismo de la insulina no funciona de manera correcta. Debido a esto, las células de los tejidos del organismo no pueden asimilar el azúcar de la sangre (glucemia) y por esa razón se acumula en el torrente sanguíneo de la persona.

Cuando ocurre una alteración en los niveles de la glucemia, es muy importante realizar varios cambios en los hábitos que se llevan a cabo durante el día. Entre ellos se incluye seguir una dieta equilibrada, bajar de peso y practicar ejercicio de forma continua. Estas modificaciones además de controlar la glucemia, son de gran ayuda para evitar la aparición de la diabetes.

Para este caso se considera que existe una alteración en los valores de la glucemia cuando estos están entre los 100 y 125 mg/dl en ayunas y si se mantienen entre los 140 y 199 mg/dl después de haber tomado la primera comida del día.

¿Cómo medir la Glucemia?

Las personas que aún no presentan síntomas de diabetes pueden conocer su nivel de glucemia en cualquier análisis de sangre. Para ello es importante que la persona se tome la muestra de orina o sangre en ayunas para que los valores no se vean alterados.

Por otro lado, los diabéticos deben medir los niveles de azúcar en sangre todas las mañanas al levantarse y antes de tomar el desayuno. A diferencia de las personas sanas, los diabéticos no necesitan realizarse un análisis de sangre u orina, ya que existe un dispositivo especialmente diseñado para ello.

Dicho dispositivo, conocido como glucómetro, funciona al colocar una pequeña gota de sangre sobre la tira reactiva.

¿Cómo medir la Glucemia?

Además de las dos pruebas anteriormente mencionadas, existen otras donde se estudia la hemoglobina glucosilada y la tolerancia a la glucosa oral. Sin embargo, estas dos pruebas están reservadas exclusivamente para los diabéticos que no estén bajo un control médico. Así como también aquellas mujeres embarazadas que corran el riesgo de sufrir una diabetes gestacional.

¿Cómo bajar la Glucosa?

Si es una persona diabética, lo único recomendado para disminuir los niveles de azúcar en sangre son los fármacos antidiabéticos y en algunos casos el uso de insulina inyectada (esto varia según el tipo de diabetes). En caso de no serlo, el médico le indicará igualmente que realice los siguientes cambios en su estilo de vida:

Estilo de alimentación

Es muy importante elegir los alimentos adecuados para que el organismo reciba las cantidades justas y necesarias de calorías. Entre dichos alimentos se destacan los siguientes:

Alimentos ricos en fibra

La fibra es una sustancia muy beneficiosa para el cuerpo, ya que se encarga de moderar los niveles de azúcar y también es capaz de controlar la forma en la que se digieren los alimentos. En este caso se recomienda seguir una dieta donde se incluyan alimentos ricos en fibra como, por ejemplo: guisantes, frijoles, vegetales, nueces, frutas y cereales integrales.

Carbohidratos saludables

Los carbohidratos consumidos se descomponen en la sangre en forma de azúcar durante el proceso de digestión. Por esa razón se deben evitar los carbohidratos pocos saludables como las bebidas con grasas y los azúcares. Dichos alimentos se deben sustituir por otros más sanos como las frutas, los vegetales y los productos bajos en grasa como el queso y la leche.

¿Cómo reducir la glucosa en sangre?

Grasas buenas

Tanto las grasas monoinsaturadas como las poliinsaturadas son ideales para reducir el nivel de colesterol y glucosa en sangre. Estas grasas buenas se pueden encontrar en las nueces, el aguacate y en aceites de oliva o de canola. No obstante, es importante moderar su consumo porque un exceso del mismo podría aportarle muchas calorías al cuerpo.

Pescado

Los pescados como el atún, la caballa y el salmón son realmente muy saludables para el corazón. Es por ello que se recomienda consumir este alimento como mínimo dos veces por semana, siempre y cuando no sean fritos. Esto ocurre gracias a que están compuestos por ácidos de omega-3, una sustancia con propiedades muy beneficiosas para reducir el azúcar y evitar las enfermedades cardíacas.

Ejercicios físicos

Los ejercicios físicos son una gran ayuda para aumentar la circulación de la sangre y de la insulina, algo que es vital para reducir o controlar el nivel de azúcar en sangre. Antes de comenzar con la rutina de ejercicios es importante mantenerse hidratado. Luego de esto, se pueden poner en práctica los siguientes ejercicios:

Saltos de tijera

Los saltos de tijera son un ejercicio muy básico y sencillo para calentar el cuerpo antes de hacer otros movimientos más complejos. A pesar de que no requieren de un gran esfuerzo físico, mantienen en movimiento a una gran parte del cuerpo. Esto es algo que incrementa el ritmo cardíaco y al mismo tiempo influye de manera positiva en la circulación de la insulina.

Caminatas diarias

Caminar por lo menos 30 minutos por día es de gran ayuda para mejorar el estado de ánimo y promover la correcta circulación de la sangre. Algo que, como anteriormente lo mencionamos, también interfiere en la activación de la insulina para reducir el nivel de la glucosa.

Sentadillas con salto

Las sentadillas con salto son un ejercicio muy divertido y útil para disminuir el azúcar en sangre y quemar algunas calorías. Para hacer este movimiento sólo será necesario colocarse en cuclillas, bajar un poco hacia el suelo y dar un pequeño salto. Este proceso se debe repetir por unas 30 o 50 veces de forma lenta para mantener siempre el control del cuerpo.

Alimentos que aumentan los niveles de Azúcar en la Sangre

Los alimentos que se encuentran dentro del grupo de hidratos de carbono que son digeridos y absorbidos rápidamente por el organismo, son capaces de aumentar el nivel de azúcar en sangre. Entre este grupo se encuentra:

Frutas

Aunque muchas personas creen que es sano comer varias frutas durante el día, es vital hacerlo con moderación. Esto se debe a que dentro de estos alimentos se encuentra la fructosa un tipo de tipo de azucar conocido como monosacárido, uno de los azúcares naturales más comunes que al entrar en nuestro cuerpo, es procesado por el hígado para convertirse en glucosa (otro monosacarido).

Esto quiere decir que comer una gran cantidad de frutas supondría un aumento en el nivel de glucosa en sangre. Para evitar esto, se recomienda ingerir una pequeña porción por cada tiempo de comida.

Dentro de este grupo de frutas que más azúcar contienen están los plátanos, uvas, pasas, piña y mango.

Harinas refinadas

En el mercado actual se pueden encontrar dos clases de harina: las blancas y las integrales. Estas últimas conservan todos sus componentes naturales como el germen y el salvado, lo que la hace ser muy saludable para el organismo.

Sin embargo, las harinas blancas pierden tanto el germen como el salvado durante el proceso de refinación. Esto es algo que afecta al proceso de absorción, ya que lo vuelve más rápido al no contar con las fibras originales que evitan que esto ocurra, lo que provoca que aumenten mucho más rapido los niveles de azúcar.

Este tipo de harina se encuentra en las galletas, panes, pasteles, pizzas, sándwiches y pastas.

Miel

La miel es uno de los alimentos naturales que más beneficios le aportan a la salud del ser humano. No obstante, su consumo debe estar controlado, ya que muchas instituciones como, por ejemplo, el Sistema Mexicano de Equivalente, la clasifican como un azúcar. Esto quiere decir que, a pesar de que contiene grandes beneficios, su consumo en exceso incrementaría los niveles de glucosa y automáticamente perdería dichos beneficios.

Además de esto, muchas personas la utilizan para endulzar otros alimentos con altos niveles de azúcar como la fruta, hotcakes y los cereales de caja. Algo que sin lugar a dudas no está recomendado porque la miel contiene aproximadamente 82 gramos de azúcar (por cada 100 g de miel), por lo que al juntarse con la glucosa de estos alimentos resultaría poco saludable.

Granola

La granola está compuesta por una serie de frutas deshidratadas, cereales, amaranto, frutos secos, miel y coco rallado. Gracias a estos elementos, la granola cuenta con un alto nivel de azúcar, por lo que no es tan saludable como muchos piensan. Sobre todo, si se mezclan con otros ingredientes como frutas o leche, ya que esto aumenta aún más la cantidad calórica de la misma.

Bebidas gaseosas

El ingrediente principal de los refrescos embotellados además del agua es el azúcar, la cual se encuentra en grandes cantidades. Por si fuera poco, también contienen algunas variedades de jarabe de maíz, el cual se caracteriza por estar compuesto por un alto nivel de glucosa. Por esa razón, los refrescos embotellados son uno de los alimentos que mayores posibilidades tienen de aumentar la glucosa en sangre.

Alimentos que aumentan la glucosa en sangre

Debido al gran impacto que tienen sobre los niveles normales de la glucosa, se aconseja que los diabéticos no consuman estos alimentos con mucha frecuencia o directamente los excluyan de sus dietas alimenticias.

Para conocer la cantidad de azúcares que contiene un alimento, puedes consultar la etiqueta de información del mismo.

Consejos para evitar la baja de Azúcar

Muchos expertos recomiendan comer 5 veces al día para evitar los bajones de azúcar que en la mayoría de los casos suelen presentarse de forma frecuente en muchas personas. Además de esto, es una técnica muy efectiva para mantener los niveles normales de glucosa en sangre. Por esa razón se recomienda ingerir un alimento cada 2 o 3 horas.

Para iniciar el día lo mejor es optar por un desayuno con hidratos de carbono que se digieran y absorban lentamente dentro del organismo. Cuando esto ocurre, la producción de insulina mantiene su correcto funcionamiento y se va desplegando poco a poco a través del organismo.

Por lo tanto, es aconsejable incluir en el desayuno alimentos como (siempre de forma moderada):

  • Cereales integrales.
  • Pan integral.
  • Avena.
  • Lácteos.
  • Frutas.

A 2 o 3 horas después del desayuno, se recomienda tomar una tostada de pan integral y combinarla con alguna proteína como jamón o pavo. De esta forma se ralentizará la producción de insulina y se generará una sensación de saciedad hasta la próxima comida.

En el almuerzo se puede incluir un poco de arroz o pasta, siempre y cuando sean integrales. Para acompañar esta comida también se pueden incluir algunas proteínas y verduras que ayuden a disminuir la velocidad de producción de la insulina. Por otro lado, en la merienda es aconsejable tomar un yogurt natural mezclado con algunos frutos frescos. Esta combinación es ideal para aportarle energía al cuerpo y evitar las bajas de azúcar hasta la próxima hora de la comida.

Finalmente, por la noche, se debe elegir una cena que sea ligera, es decir, que esté compuesta por hortalizas o verduras junto a una pequeña ración de proteínas como un filete de pollo, carne o pescado.

Alimentos para mantener estable la glucemia

Otros consejos muy útiles para evitar la baja de azúcar son:

  • Revisar los medicamentos que se están tomando durante el día, ya que existen varios fármacos cuyos efectos secundarios influyen en los niveles de azucar.
  • Realizar una rutina de ejercicios diaria para ayudar a mantener los niveles normales de glucosa en la sangre y así evitar tanto subidas como bajadas de azucar.
  • Evitar el consumo excesivo de bebidas alcohólicas, especialmente si no se ha comido en varias horas.

¿Qué hacer para recuperarse de una baja de Azúcar?

Lo primero que se debe de hacer ante una bajada de azúcar es sentarse en una silla o en un sillón con brazos y respaldo, de esta forma se evitarán caídas que puedan dejar daños o heridas en el cuerpo. En caso de que la persona no sea capaz de sentarse, también puede tumbarse boca arriba en el suelo.

Luego de esto, se deben seguir los siguientes pasos:

  1. Incorporarse lentamente del asiento o del suelo cuando se sienta mejor. En estas situaciones es importante darle algo de tiempo al cuerpo para que se recupere de la bajada de azúcar. Ya que, si la persona se levanta rápidamente, lo más probable es que el mareo vuelva con más fuerza.
  2. Tomar un caramelo o cualquier otro alimento que contenga azúcar como, por ejemplo, frutas, jugos o refrescos. Después de esto, los síntomas comenzarán a desaparecer lentamente al cabo de 10 o 15 minutos.
  3. Seguir con la dieta alimenticia para evitar una nueva baja de glucosa.
  4. Acudir a un médico si los síntomas regresan luego de 20 o 30 minutos después de la primera bajada de azúcar.

¿Qué hacer para recuperarse de una baja de Azúcar?

Aquellas personas que tienden a sufrir de mareos constantes, deben tener siempre a la mano algo de azúcar. Sobre todo, cuando salen de sus casas o están en el trabajo.

¿Necesitas más Información y Ayuda?

  • Instituto para la Atención de los Adultos Mayores: Esta institución gubernamental ofrece asistencia médica primaria a domicilio a todos los adultos mayores de 68 años de edad que padezcan de diabetes y que se encuentren en la Ciudad de México.
  • Instituto Nacional de las Personas Adultas Mayores: Ofrece distintos planes de desarrollo y asistencia pública para los adultos mayores que sufran de alguna enfermedad como, por ejemplo, la diabetes.
  • Médico en tu casa: Este programa de apoyo social gubernamental fue creado para brindarle asistencia médica a aquellos adultos mayores que no estén afiliados al IMSS o ISSSTE.

Artículos y Fuentes de Información

Te podría interesar

Instituciones de Ayuda al Adulto Mayor

Recibe novedades para el adulto mayor