Go to top

Diabetes en Adultos Mayores

La Diabetes en Adultos Mayores es una enfermedad crónica que se produce cuando el páncreas no produce insulina, o cuando el organismo no puede utilizar con eficacia la insulina que produce. La insulina es una hormona que regula el nivel de azúcar o glucosa en la sangre. La Diabetes tipo 2 es la más frecuente dentro de la población de adultos mayores.

La hiperglucemia o azúcar alta es uno de los síntomas característicos de la diabetes. De no controlarse adecuadamente puede provocar daños en órganos a largo plazo. Estos daños producen complicaciones que podrían resultar graves e incluso mortales. Los adultos mayores diabéticos tienen mayor probabilidad de desarrollar síndrome de fragilidad caracterizado la disminución de la resistencias de y las reservas fisiológicas ante situaciones de estrés, a consecuencia del desgaste de los sistemas.

¿Qué es la Diabetes en Adultos Mayores?

La Diabetes es causada por la secreción anormal de insulina y a las variaciones de la resistencia del cuerpo a la misma. Esto produce hiperglucemia, es decir, valores elevados de azúcar en la sangre. Se consideran valores normales en la sangre cuando se encuentran entre 70 – 100 mg/dl en ayunas y menor a 140 mg/dl dos horas después de ingerir alimentos. Además de la hiperglucemia como principal síntoma de diabetes, los primeros síntomas en aparecer son necesidad constante de tomar agua, aumento en el apetito, orinar más de lo normal y visión borrosa.

Existen dos categorías principales de Diabetes: tipo 1 y tipo 2. En la Diabetes tipo 1 el sistema inmune destruye las células que liberan insulina, llegando a eliminar la producción de insulina en el cuerpo lo que provoca niveles elevados de azúcar en sangre. En cambio, en la Diabetes tipo 2, se caracteriza por la resistencia a la insulina, pues el cuerpo no puede utilizar adecuadamente la insulina producida por el cuerpo, provocando altos niveles de azúcar en la sangre.

Por lo general, aunque no es una regla, la diabetes tipo 1 se presenta mayormente en niños y jóvenes, mientras que la diabetes tipo 2 es más frecuente dentro de la población de personas de la tercera edad. En la actualidad la diabetes tipo 2 se presenta con más frecuencia en personas más jóvenes. Esto se debe a que la sociedad actual sufre más de problemas de sobrepeso y obesidad, el factor de riesgo más común para padecer Diabetes.

Síntomas y Diagnóstico de Diabetes en Adultos Mayores

El diagnóstico de la Diabetes en adultos mayores se debe establecer con síntomas de azúcar elevada y lecturas de glucosa en sangre mayores a 200 mg/dl en cualquier hora del día. Además de presentar algunos síntomas como los que a continuación te presentamos:

  • Deterioro cognoscitivo
  • Cansancio
  • Somnolencia
  • Pérdida de peso sin proponérselo
  • Incontinencia urinaria
  • Levantarse por las noches a orinar, también conocido como nicturia
  • Alteraciones del estado de la conciencia
  • Más sed de la normal

Adicionalmente se recomienda realizar pruebas de laboratorio como hemoglobina glicosilada, glucosa en ayuno y/o glucosa en plasma.

Diagnóstico de diabetes

Escala FINDRISC (Finnish Diabetes Risk Score)

La Escala FINRISC es un instrumento que ayuda a valorar el riesgo de padecer diabetes en un plazo de 10 años siguientes.  Para ello se toman factores de riesgo como la edad, Índice de Masa Corporal (IMC), perímetro de la cintura, hipertensión arterial con manejo farmacológico y antecedentes de azúcar alta. Dependiendo de la puntuación será el nivel de riesgo de padecer diabetes en los próximos años.

Edad

  • Menor a 45 años: 0 puntos
  • 45 – 54 años: 2 punto
  • 55 – 64 años: 3 puntos
  • Mayor a 64 años: 4 puntos

Índice de Masa Corporal IMC

  • Menor a 25: 0 puntos
  • Entre 25 -30: 1 punto
  • Mayor 30: 2 puntos

Perímetro de cintura hombres

  • Menor 94 cm: 0 puntos
  • Entre 94-102 cm: 3 puntos
  • Mayor 102 cm: 4 puntos

Perímetro de cintura mujeres

  • Menor 80 cm: 0 puntos
  • Entre 80-88 cm: 3 puntos
  • Mayor a 88 cm: 4 puntos

Realizar 30 minutos de actividad física diaria

  • Sí: 0 puntos
  • No: 2 puntos

Consumo de frutas, verduras y hortalizas

  • Diario: 0 puntos
  • No a diario: 2 puntos

Le han recetado medicamentos para  la presión arterial alta

  • Sí: 2 puntos
  • No: 0 puntos

Ha tenido niveles altos de glucosa

  • Sí: 5 puntos
  • No: 0 puntos

Antecedentes familiares de Diabetes

  • No: 0 puntos
  • Abuelos, tíos, primos: 3 puntos
  • Padres, hermanos, hijos: 5 puntos

Puntuación

  • Menor a 7 puntos: nivel de riesgo bajo
  • 7 – 11 puntos: nivel de riesgo ligeramente alto
  • 12 -14 puntos:  nivel de riesgo moderado
  • 15 – 20 puntos: nivel de riesgo alto
  • Mayor a 20 puntos: nivel de riesgo muy alto

Valores normales de Glucosa en Adultos Mayores

Cuando las personas de la tercera edad cuentan con un diagnóstico de diabetes tratan de mantener la azúcar en sangre lo más próximo a los valores normales. Si el adulto mayor diabético mantiene la glucosa dentro de un rango aceptable, ayuda a prevenir o retrasar las complicaciones características de la diabetes.

El registro de la glucosa en sangre será la principal herramienta para realizar el control de la Diabetes en el adulto mayor. Junto con el médico, se debe analizar el registro de los resultados para conocer la manera en que el organismo está reaccionando a los medicamentos y a los cambios en el estilo de vida. De esta manera se logra identificar que funciona y que no y establecer los cambios necesarios.

Para realizar un registro adecuado de la glucosa en sangre, se le pedirá al adulto mayor realizar la medición en varios momentos del día, pero siempre a la misma hora todos los días. Dependiendo del horario y condiciones será el rango en que debe estar la glucosa:

  • En ayunas (glucosa pre-grandial): 70 – 130 mg/dl
  • Dos horas después de la comida (post-grandial): menor a 180 mg/dl

¿Cómo Medir la Azúcar en la Sangre con un Glucómetro?

Los medidores de glucosa en sangre, o glucómetros, son pequeños aparatos que miden los niveles de azúcar en sangre. Los valores se muestran en una pantalla como la de una calculadora de bolsillo. Actualmente existe una gran variedad de glucómetros en el mercado: algunos  permiten guardar un registro de las lecturas en su memoria, programar alertas, mostrar los resultados en un rango de colores, pantallas amplias para personas con problemas visuales, tamaños compactos para llegar consigo, entre otras características. Incluso podemos encontrar aparatos que no requieren de sangre para realizar la medición.

Te recomendamos nuestro artículo sobre Glucómetros en nuestra sección de productos en donde encontrarás los diferentes tipos que existen, las características principales y algunos consejos para escoger el más apropiado para ti o tú familiar.

Procedimiento para medir la glucosa en sangre

Antes de realizar el procedimiento debes verificar que tengas todo lo necesario para realizar la medición: glucómetro, tiras reactivas, lancetas, alcohol y algodón. Una vez que tengas todo listo puedes realizar la medición:

  • Lavarse perfectamente bien las manos.
  • Con las manos limpias, insertar una tira limpia en el glucómetro.
  • Limpiar el dedo a pinchar con un poco de alcohol.
  • Con la lanceta pinchar un costado de la punta del dedo para obtener una gota de sangre.
  • Poner sobre la tira reactiva la gota de sangre y esperar los resultados.
  • Una vez se realice la lectura, los valores aparecerán en la pantalla.

***Recuerda siempre hacer la medición en los mismos horarios para llevar un mejor control de la glucosa***

Algunos de los errores más frecuentes que se comente y por los cuales obtenemos malas mediciones son:

  • Tiras reactivas vencidas
  • Glucómetro sucio
  • Tiras reactivas y/o glucómetro en temperaturas diferentes al ambiente
  • Muestra de sangre demasiado pequeña.
  • Glucómetro sin calibrar o mal calibrado.
  • Realizar la medición en diferentes horarios.

Factores de Riesgo de Padecer Diabetes

Existen algunos factores que hacen más propenso al adulto mayor a padecer diabetes. La combinación de factores genéticos y estilo de vida aumentan la probabilidad de los adultos mayores desarrollen diabetes. Algunos de los factores de riesgo como los antecedentes familiares o la edad no se pueden cambiar. Sin embargo, los factores que se relacionan al estilo de vida como la alimentación, el peso y la actividad física pueden ser modificados, a fin de prevenir o retrasar el desarrollo de diabetes.

Un adulto mayor tiene mayor probabilidad de desarrollar diabetes si presenta varios de los siguientes factores:

  • Familiares en primer grado con diabetes mellitus tipo 2
  • Ser mayor de 45 años
  • Niveles altos de triglicéridos
  • Hipertensión arterial
  • Sedentarismo
  • Índice de Masa Corporal mayor a 25
  • Circunferencia mayor a 102 en hombres y 88 en mujeres
  • Antecedentes de enfermedades cardíacas

Complicaciones de la Diabetes en Adultos Mayores

En México la Diabetes en el adulto mayor es considerada como la principal causa de muerte ligada a enfermedades cardiovasculares. Lamentablemente y a pesar de los avances de la medicina, una tercera parte de los adultos mayores que padecen diabetes no son diagnosticados. Lamentablemente, la mayor parte de los casos se diagnostica cuando las complicaciones de la diabetes se hacen presentes, lo que retrasa su tratamiento y merma su calidad de vida.

Entre las complicaciones más comunes de la diabetes en el adulto mayor podemos encontrar las cardiopatías, accidentes vasculares, neuropatía, mala circulación sanguínea, mayor riesgo de ulceraciones, retinopatías, hipertensión. Además, la diabetes en el adulto mayor puede complicar algunos de los síndromes geriátricos como la fragilidad, aumentar la polifarmacia, deterioro cognoscitivo, depresión, incontinencia urinaria, dolor persistente, malnutrición y caídas recurrentes.

La disfunción inmunitaria es una de las complicaciones más graves de la Diabetes. Se desarrolla por los efectos de la azúcar elevada sobre la inmunidad celular. De esta manera los adultos mayores diabéticos son más susceptibles a padecer infecciones causadas por hongos y bacterias.

Después de varios años de padecer Diabetes mal controlada aparecen varias complicaciones vasculares que afectan a los vasos pequeños (microvasculares) y a los vasos grandes (macrovasuclares) e incluso a ambos.

Microvascular

Las complicaciones microvasculares pueden afectar la cicatrización de la piel. Pequeñas lesiones en la piel pueden dar origen al desarrollo de úlceras de gran tamaño que se infectan con frecuencia, en especial en los miembros inferiores (piernas y pies). Existen tres manifestaciones del daño microvascular de la Diabetes en el Adulto Mayor:

  • Retinopatía: problemas en la retina, es una de las principales causas de ceguera en adultos mayores. El primer síntoma es la visión borrosa.
  • Nefropatía: problemas renales, es una de las principales causas de enfermedad renal crónica en adultos mayores. Suele ser asintomática hasta que el daño es muy avanzado y aparece un síndrome nefrótico e incluso insuficiencia renal. Cuando se presentan síntomas, uno de los más comunes es la hipertensión arterial sistémica y en análisis de laboratorio la presencia de proteínas en la orina.
  • Neuropatía: se produce como resultado de la falta de oxígeno en los nervios causada por la enfermedad microvascular, además de los efectos directos de los niveles elevados de glucosa en las neuronas y los cambios metabólicos intercelulares que afectan la función de los nervios.

Macrovascular

La enfermedad macrovascular implica aterosclerosis de los grandes vasos. La aterosclerosis es el resultado de los niveles elevados de colesterol, azúcar e insulina en la sangre. Las consecuencias más frecuentes son:

  • Angina de pecho: aparece cuando la carga que soporta el corazón y la demanda de oxígeno superan la capacidad de las arterias coronarias.
  • Accidente cerebrovascular: es la interrupción repentina del flujo sanguíneo que produce un déficit neurológico. Ocurren cuando una arteria que va al cerebro se obstruye o se rompe, lo que provoca la muerte de un área del tejido cerebral a causa de la pérdida del flujo sanguíneo y causa síntomas repentinos.
  • Enfermedad arterial periférica: es una enfermedad sistémica que se caracteriza por la reducción del flujo sanguíneo, principalmente en los miembros inferiores.

Tratamiento de la Diabetes en Adultos Mayores

Una vez que el adulto mayor es diagnosticado con Diabetes, junto con el médico, se debe establecer un plan de cuidados de la enfermedad. Su objetivo principal debe estar enfocado en establecer un equilibrio entre los alimentos ingeridos, la actividad física y los medicamentos recetados.

Por lo tanto, el tratamiento de la Diabetes en el adulto mayor debe ser integral. Por una parte debe ser un tratamiento farmacológico que incluya medicamentos tanto para controlar los niveles de azúcar en sangre, como otros factores de riesgo frecuentes como la presión arterial alta o el colesterol elevado. Y por otra parte, el tratamiento no farmacológico que se refiere a los cambios de alimentación e incluir actividad física regular durante el día.

Tratamiento Farmacológico

El tratamiento farmacológico de la diabetes consta de medicamentos insulino-secretores como glibenclamida, nateglinida, exenatide; insulino-sensibilizadores  como vildagliptina o metformina; tiazolidinedionas e inhibidores de la absorción intestinal de monosacáridos como la acarbosa.

Dependiendo de las condiciones de salud del adulto mayor será la combinación de fármacos que su médico le recetará. El tipo de medicamentos que se le receten al adulto mayor, dependerá de la respuesta frente a la dosis y tipo de fármacos. Se debe cuidar que la combinación de medicamentos no provoque niveles de azúcar por debajo de los recomendados, es decir, hipoglucemia.

El uso de insulina únicamente esta justificado en adultos mayores con diabetes tipo 1, en la que el cuerpo no produce insulina y por lo tanto no tiene la capacidad de controlar la azúcar en  la sangre; y en adultos mayores con diabetes tipo 2 que no puede ser controlada únicamente con medicamentos.

Síntomas de Hipoglucemia (niveles bajos de azúcar en sangre)

  • Autonómicos: sudoración, palpitaciones, temblor, mareo, hambre.
  • Neuroglucopénicos: confusión, mareo, dificultad para hablar, comportamiento extraño, falta de coordinación.

Tratamiento farmacologico de la diabetes

Tratamiento No Farmacológico

Dentro del tratamiento de la diabetes se deben adoptar hábitos saludables, en la mayoría de los casos se recomienda la pérdida de peso, en caso de ser necesario.

  • Hacer ejercicio aeróbico, de resistencia o ambos. Reduce considerablemente el riesgo cardiovascular y permite un mejor control de los niveles de azúcar en la sangre.
  • Llevar una dieta baja en azúcares (carbohidratos).
  • Evitar el consumo de refrescos y aguas endulzadas.
  • Reducir el consumo de harinas.
  • Aumentar la ingesta de verduras y frutas.

Pie Diabético

Una de las complicaciones más frecuentes es el pie diabético. Aparece cuando existen niveles elevados de azúcar en la sangre y además se presentan otros factores como hipertensión arterial, colesterol alto, entre otros lo que provoca daño en los vasos sanguíneos y nervios.

La disminución de la sensibilidad de los pies y la mala circulación sanguínea pueden causar la formación de heridas y úlceras. La mayoría de las veces las úlceras en el pie se complican debido a la mala cicatrización que tienen los adultos mayores diabéticos. De no tratarse a tiempo podría derivar en una amputación.

Diariamente se deben examinar los pies en busca de pequeñas lesiones que se puedan complicar. En caso de detectar alguna lesión, por pequeña que sea, se debe consultar con el médico para evitar que aumente de tamaño y se pueda infectar. A continuación te presentamos algunas recomendaciones para el cuidado del pie en los adultos mayores diabéticos.

Aseo de los pies

El aseo de los pies debe ser diario, con agua tibia y un jabón suave, con pH similar al de la piel. Usar una esponja suave para evitar lesionar la piel. Para secarlos es recomendable utilizar una toalla suave sin frotar.

Hidratación

Se aconseja aplicar una loción hidratante después del lavado y secado de pies. La piel de los diabéticos generalmente presenta resequedad, por lo que son más propensos a padecer grietas en la piel, descamaciones y úlceras. Te recomendamos consultar nuestra sección de productos en donde encontrarás Aloe Vera Gel un producto que puede ser de gran utilidad para cuidar la piel del adulto mayor.

Cuidado de las uñas

El corte de las uñas se debe realizar de forma recta y horizontal, se debe evitar dejar las uñas redondas. Se recomienda no cortarlas demasiado, ya que esto puede dar lugar a lesiones. Si el adulto mayor no puede cortarlas por sí mismo o no visualiza bien, es recomendable que alguien más lo haga por él.

Calcetas y medias

Las calcetas y medias que utilice el adulto mayor diabético deben ser suaves, sin costuras internas, de un material absorbente como el algodón. Se aconseja que tengan un ajuste perfecto en el pie, es decir, que no queden holgados pero tampoco demasiado justos, que puedan interferir en la circulación sanguínea de la zona. En nuestra sección de productos encontrarás calcetines para diabético con las especificaciones recomendadas para el pie diabético.

Calzado

Los zapatos que use un adulto mayor diabético deben estar fabricados con un material transpirable, blando y ligero. La suela debe ser antideslizante y no muy gruesa. La puntera debe tener el espacio suficiente para que los dedos no se encuentren apretados y se puedan lesionar. En nuestra sección de productos encontrarás algunos de los zapatos para diabéticos recomendados para el adulto mayor.

Tratamiento del Pie Diabético

La mayoría de las úlceras aparecen en adultos mayores con diabetes que presentan neuropatía y mala circulación sanguínea. El tratamiento consta en recubrir adecuadamente la lesión, tratamiento de infección en caso de existir y el alivio de la presión. Los apósitos las úlceras, absorben el exudado, mejoran la infección y promueven la cicatrización.

Aunque existen varios tipos de apósitos, los recomendados para utilizar en el pie diabético son los estériles y no adherentes que permitan revisar la úlcera. En algunas ocasiones el tejido de la úlcera presenta necrosis (tejido muerto) por lo que se debe retirar.

El aseo regular de la úlcera en los pies, es necesario para evitar complicaciones como son las infecciones. Si la herida se infecta, se debe iniciar un tratamiento a base de antibióticos. Dependiendo de la gravedad de la infección serán los antibióticos a usar, pueden ser inyectados, orales o en crema.

pie diabetico

¿Necesitas más Información o Ayuda?

Instituto Nacional de las Personas Adultas Mayores (INAPAM) Es un Organismo Público Descentralizado cuyo objetivo es garantizar el bienestar del adulto mayor. En el puedes encontrar Clubes y talleres para adultos mayores, que les permiten mantener una vida activa durante la vejez.

Sistema Nacional para el Desarrollo Integral de la Familia (SNDIF) Es un Organismo Público Descentralizado que tiene como objetivos principales promocionar la Asistencia Social y prestar servicios en ese campo. Como parte de la Asistencia Social puedes encontrar programas de salud, talleres y clubes para personas de la tercera edad.

Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) Es una Institución de Gobierno Federal dedicada a brindar servicios de salud y seguridad social a la población con afiliación al Instituto. En el puedes encontrar GeriatrIMSS que proporciona atención integral al adulto mayor mediante atención especializada.

Artículos y Fuentes de Información

Diabetes. Manuales Merck

Niveles de glucosa en sangre

Inyección de insulina humana

Factores de riesgo de Diabetes tipo 2

Pie Diabético. Medline

La diabetes en personas mayores

Te podría interesar

Instituciones de Ayuda al Adulto Mayor

Recibe novedades para el adulto mayor