Go to top

Valores Normales en Espirometría

Puntos destacados

  • La Espirometría permite medir la función pulmonar de un adulto mayor.
  • Las infecciones respiratorias alteran los valores normales en Espirometría.
  • Cómo prepararse para una prueba de Espirometría.

La espirometría es una prueba bastante sencilla, mediante la cual se puede conocer el estado actual de la función pulmonar de una persona. Por lo tanto, este examen se lleva a cabo en pacientes que presentan algún tipo de enfermedad que afecte al aparato respiratorio. Gracias a ella se logra detectar el problema para así aplicar un tratamiento adecuado y efectivo que logre disminuir los síntomas y mejorar el estado de salud del adulto.

En caso de que tus padres o abuelos necesiten realizarse esta prueba pero no tienes conocimiento sobre ella y desees informarte, estás en el lugar indicado. En el siguiente artículo nos encargaremos de explicarte los casos en los cuales se utiliza, además de los valores normales en espirometría y los pasos a seguir durante el examen.

¿Qué es la Espirometría?

La espirometría es un examen donde se mide el flujo de aire que exhala la persona, además de la velocidad en la que lo hace. Debido a esto, es una prueba muy utilizada para diagnosticar enfermedades pulmonares gracias a su alta efectividad.

Dicha prueba consiste en que el paciente respire a través de una boquilla, la cual estará conectada a un espirómetro. Este equipo médico un dispositivo capaz de tomar la medida de la cantidad y la frecuencia del aire tanto inspirado como espirado dentro de un periodo de tiempo determinado.

Al principio de la prueba se le pide a la persona que respire de forma normal y calmada, pero más adelante el personal médico le solicitará al paciente que realice una inhalación o exhalación fuerte luego de respirar de manera profunda. De esta manera el especialista podrá conocer la capacidad y resistencia de los pulmones con mayor detalle.

¿Qué es la Espirometría?

¿En qué casos se recomienda realizarla?

La prueba de espirometría se utiliza en aquellos casos en los que el médico sospeche de la presencia de una enfermedad pulmonar crónica a raíz de los signos o síntomas que presente la persona. Entre dichas enfermedades se encuentran:

  • Asma.
  • COVID-19.
  • Enfisema.
  • Fibrosis pulmonar.
  • Enfermedad pulmonar obstructiva crónica.
  • Bronquitis crónica.

Cabe destacar que la espirometría no sólo se utiliza para diagnosticar una enfermedad, sino que también es útil para controlar el estado de los pulmones de forma periódica. Gracias a esto el personal médico podrá saber si los medicamentos están funcionando y si los problemas respiratorios están bajo control.

Debido a que este examen requiere de un gran esfuerzo físico, no se puede realizar en pacientes que hayan sufrido un ataque cardíaco o cualquier otra enfermedad del corazón durante los últimos meses. También se prohíbe en otras situaciones como, por ejemplo:

  • Infección respiratoria activa, ya sea tuberculosis o gripe.
  • Desprendimiento agudo de retina.
  • Diarrea o vómitos.
  • Sangrado por la boca.
  • Síndromes confusionales o demencias.
  • Problemas bocudentales o faciales que dificulten la colocación de la boquilla.
  • Cirugía torácica, abdominal, ocular o cerebral.

Valores en una Espirometría

Al realizar la prueba, los resultados arrojarán distintas variables que le permitirán al personal calcular los valores normales en espirometría en el adulto. Esto se hace bajo los siguientes términos:

  • Capacidad Vital Forzada (FVC): Este término representa la cantidad máxima de aire exhalado durante una espiración máxima que sigue con una inspiración máxima.
  • Volumen espiratorio forzado en el primer segundo (FEV1): Corresponde al volumen de aire máximo exhalado en el primer segundo de la Capacidad Vital Forzada.
  • Cociente entre FEV1/FVC: Indica la relación que existe entre las variables FVC y FEV1.

Cabe destacar que, dependiendo de la información que el médico necesite, las mediciones también pueden incluir otras variables como: Volumen residual (RV), Flujo espiratorio forzado el 25% al 75%, Capacidad vital lenta (SVC), Ventilación voluntaria máxima (MVV), Flujo espiratorio máximo (PEF) y Capacidad Vital (CV).

Valores Normales en Espirometría

Los valores normales en espirometría dependerán exclusivamente de tres factores importantes: la edad de la persona, la pertenencia étnica de la misma y su género. No obstante, en la gran mayoría de los casos los valores normales en espirometría en adultos son:

  • FVC o Capacidad Vital Forzada: mayor a 80%
  • FEV1 o volumen espiratorio forzado en el primer segundo: superior a 80%
  • Cociente FEV1/FVC: mayor a 70%

Cuando los valores del paciente se ubican por debajo de dichas cifras, pueden indicar que la función pulmonar no están trabajando correctamente debido a la presencia de alguna enfermedad en los pulmones o en el pecho.

Estos resultados se clasifican como obstructores y restrictivos. En algunos casos, dependiendo de la naturaleza de la enfermedad relacionada, los resultados pueden ser una combinación entre obstructivo y restrictivo.

Preparación para la prueba

Para prepararse correctamente para la prueba, la persona deberá seguir las indicaciones del médico. Generalmente, se le solicita al paciente que:

  • Evite usar medicamentos de cualquier tipo antes del examen.
  • No ingiera comida de forma abundante 2 horas antes de la prueba para pueda respirar más fácilmente.
  • Use ropa holgada que no dificulte la capacidad de respirar profundamente.
  • No fume durante 2 horas antes del examen.

¿Cómo se realiza la Espirometría?

Al momento de realizar la prueba, la persona tendrá seguir los siguientes pasos al pie de la letra:

  1. Sentarse.
  2. Taparse la nariz con las pinzas del espirómetro.
  3. Colocarse el tubo de respiración en la boca, apretando con los dientes y cerrando lo labios alrededor de la boquilla.
  4. Realizar una inspiración normal.
  5. Exhalar el aire suavemente hasta vaciar los pulmones por completo.
  6. Tomar una gran y profunda inspiración hasta que los pulmones se llenen nuevamente.
  7. Exhalar con fuerza.
  8. Repetir las exhalaciones hasta que el personal médico le indique que debe parar. Aunque la persona sienta que no puede exhalar más aire, es importante que continúe exhalando.
  9. Sacarse la boquilla y descansar una vez que el especialista le indique que pare.
  10. Repetir el proceso unas 3 veces más o lo que indique el médico.

¿Cómo se realiza la Espirometría?

Esta prueba se realiza en dos partes, la primera de ellas sin medicación. Luego de unos 15 minutos aproximadamente, el personal médico le suministrará un inhalador-salbutamol para observar si se produce algún cambio en la función de los pulmones.

¿Necesitas más información y ayuda?

  • Instituto Nacional de las Personas Adultas Mayores: Esta organización le brinda apoyo a los adultos mayores que se encuentran en el territorio mexicano. Ofrecen planes de desarrollo donde atienden sanitariamente a los ancianos que tengan alguna condición médica.
  • Médico en tu casa: Con este programa las personas de la tercera edad que no estén afiliadas al IMSS o ISSSTE tendrán la oportunidad de recibir atención médica en sus hogares.
  • Instituto para la Atención de los Adultos Mayores: Este programa se centra principalmente en ayudar a los adultos mayores de 68 años de edad que estén en la Ciudad de México. Gracias a él recibirán asistencia médica a domicilio y otros beneficios.

Artículos y Fuentes de Información

Instituciones de Ayuda al Adulto Mayor

Recibe novedades para el adulto mayor