Go to top

Los Tipos de Insulina para Diabetes

Uno de los padecimientos que con más frecuencia se presenta durante la tercera edad es la diabetes y el tratamiento más frecuente es controlarla son los diferentes tipos de insulina. Si es el caso de tus padres o abuelos e incluso tu mismo padeces de diabetes, continúa leyendo para concer cuáles son y sus diferencias.

En esta ocasión te hablaremos de los diferentes tipos de insulina que se utilizan para controlar la diabetes, sus principales caracteristicas, tiempos de acción y algunas consideraciones que debes tener encuenta si le han recetado insulina a tu adulto mayor.

¿Qué es la Insulina?

La insulina es una hormona producida por el páncreas y ayuda al cuerpo a convertir en energía el azúcar que se encuentra en la sangre. Lo que nos ayuda a aprovechar la energía que nos proporcionan los alimentos. Además, interviene en cada uno de los movimientos corporales, por lo que nos ayuda a realizar todas las actividades de la vida diaria como caminar, ejercitarnos, comer o hacer las labores de la casa.

Cuando una persona padece de diabetes, el cuerpo no produce la suficiente insulina o tiene dificultades para utilizarla, dependiendo del tipo de diabetes que padezca. Por ello, en ocasiones es necesario aplicar insulina de manera externa.

Medición de glucosa

Cuando los niveles de glucosa se mantienen por encima de lo normal la persona tiene mayor posibilidad de sufrir un ataque cardíaco, embolias, derrames e incluso amputaciones de miembros. Asimismo, aumenta el riesgo de padecer ceguera, daño a los nervios y en riñones.

Tipos de Insulina y su Acción

Actualmente existen varios tipos de insulina y se clasifican de acuerdo a la forma en que actúa en el cuerpo. El tiempo de efecto en la sangre para disminuir la glucosa en la sangre determinará el tipo de insulina: acción rápida, intermedia y prolongada. También existe la insulina premezclada que contiene dos tipos de insulina.

Insulina de acción rápida

También conocida como “insulina para las comidas”, ya que tiene un efecto rápido y corto. Por ello, compensan el aumento de azúcar en la sangre que se produce después de comer, lo que implica que debe aplicarse más de una vez al día y, generalmente, justo antes de la comida.

Tiene un tiempo de inicio de 15 minutos, alcanzando su punto máximo en una hora y una duración de entre 2 y 4 horas para bajar los niveles de azúcar en sangre.

Este tipo puede ser utilizada con una insulina de acción más prolongada, cuando la indicación del médico es la administración de insulina premezclada. Dentro de las insulinas de acción rápida encontramos la regular, aspartato, glulisina y lispro.

Insulina de acción intermedia

Produce un nivel bajo y constante de insulina durante el día, por lo que ayuda a controlar el azúcar en la sangre durante el día. Generalmente, cubre las necesidades de insulina por medio día o durante la noche, por lo que se aplica una o dos inyecciones al día, dependiendo de las necesidades del adulto mayor.

Tiene un tiempo de inicio de entre 2 a 4 horas, alcanzando su concentración máxima entre las 4 a 12 horas, con una duración de 12 a 18 horas para bajar el azúcar en sangre. En este tipo de insulina encontramos la NPH.

En algunos casos, se utiliza junto a una insulina de acción rápida. De hecho, por lo regular, este tipo de insulina, junto con la de acción prolongada, son la primera opción de insulina en el tratamiento de diabetes tipo 2.

Insulina acción prolongada

Ayuda a controlar el azúcar en sangre durante todo el día ya que, al igual que la insulina de acción intermedia, produce un nivel bajo de insulina durante el día. También son aplicadas una o dos inyección al día, dependiendo de los requerimientos del adulto mayor.

Este tipo de insulina empieza a bajar los niveles de azúcar en sangre a las dos horas de administrada. A diferencia de los demás tipos, esta no tiene un tiempo en donde se alcance la máxima concentración. Mientras que la duración de su efecto es de 24 horas.

Por lo anterior, cubre las necesidades de insulina de un día entero y en caso de ser necesario, es aplicada junto con una insulina de acción corta. Las insulinas de acción prolongada son Glargina y Detemir.

Insulina premezclada

Cuando una persona necesita ambos tipos de insulina, es decir, requiere insulina que actúe durante todo el día e insulina que le ayude a controlar la glucosa durantes las comidas, se le recetará insulina premezclada. Este tipo de insulina proporciona una cobertura rápida para la comida y cobertura prolongada para otros periodos del día.

Dependiendo del tipo de insulinas que contenga su efecto comenzará entre los 5 a 60 minutos después de aplicada. El tiempo en el que alcanza su punto máximo de concentración son variables y su efecto dura entre 10 y 16 horas.

La insulina premezclada generalmente es administrada de 10 a 30 minutos antes del desayuno y antes de la cena. El número de dosis administradas por día dependerá de las necesidades del adulto mayor.

Plumas de insulina

¿Qué Tipo de Insulina elegir?

El tratamiento de la diabetes con insulina es parte fundamental para controlar este padecimiento, sobre todos en quienes padecen el tipo 1 y en algunos casos de diabetes tipo 2. Como te lo mencionamos anteriormente, el objetivo de esta terapia es mantener los niveles de azúcar en sangre dentro de los valores previstos.

Generalmente la insulina se inyecta en la grasa que se encuentra debajo de la piel utilizando una jeringa de tamaño especial. El tipo de insulina que necesita cada persona depende de varios factores, como lo son su grado de actividad física, hábitos de alimentación, así como de la forma en que responde el cuerpo a la insulina.

¿Insulina o Metformina?

Parte fundamental del tratamiento de la diabetes es controlar los niveles de azúcar en sangre y para ello, es esencial el uso de medicamentos. Las más comunes son la insulina y la metformina.

La metformina suele ser el primer medicamento que se utiliza para tratar la diabetes una vez que ha sido diagnosticada. Esto se debe a que reduce la cantidad de glucosa producida por el hígado, además de contribuir con el metabolismo de la insulina.

Cuando no existe una respuesta favorable con la metformina y un cambio de hábitos de alimentación se indica insulina. La cual, toma el lugar de la que produce el cuerpo y ayuda a movilizar la glucosa en sangre hacia los tejidos, en donde es utilizada como energía.

¿Necesitas más Información?

Instituto Nacional de las Personas Adultas Mayores (INAPAM) Es un Organismo Público Descentralizado cuyo objetivo es garantizar el bienestar del adulto mayor. En él puedes encontrar Clubes y talleres para adultos mayores, que les permiten mantener una vida activa durante la vejez.

Sistema Nacional para el Desarrollo Integral de la Familia (SNDIF) Es un Organismo Público Descentralizado que tiene como objetivos principales promocionar la Asistencia Social y prestar servicios en ese campo. Como parte de la Asistencia Social puedes encontrar programas de salud, talleres y clubes para personas de la tercera edad.

Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) Es una Institución de Gobierno Federal dedicada a brindar servicios de salud y seguridad social a la población con afiliación al Instituto. En el puedes encontrar GeriatrIMSS que proporciona atención integral al adulto mayor mediante atención especializada.

Te puede interesar

Recuerda que en nuestra sección de productos puedes encontrar artículos como diferentes tipos de glucómetro, glucómetro sin pinchazos, lancetas y tiras reactivas.

Artículos y Fuentes de Información

Qué es la insulina

Tratamiento de diabetes

Diferencias entre metformina e insulina

Instituciones de Ayuda al Adulto Mayor

Recibe novedades para el adulto mayor