Go to top

Problemas Bucales en el Adulto Mayor

Existe una relación entre la salud bucal y la salud del resto del cuerpo. Las dificultades para masticar y deglutir se asocian a la prevalencia de enfermedades sistémicas y el aumento de morbilidades en las personas de la tercera edad. La salud bucal constituye parte de la salud general de las personas de la tercera. En el siguiente artículo te mostraremos algunos de los Problemas Bucales en el Adulto Mayor más frecuentes y sus repercusiones en su salud.

El médico general debe hacer una valoración integral del adulto mayor, en la que incluya la valoración de la cavidad bucal junto con los tejidos adyacentes, como lengua, mejillas, paladar, úvula, entre otros. De la misma forma en que los órganos y sistemas del cuerpo sufren cambios en el envejecimiento,  la salud de la cavidad bucal también sufre cambios con el estilo de vida, factores genéticos, socioeconómicos y ambientales a los que estuvo expuesto una persona a lo largo de su vida.

Te recomendamos consultar nuestro artículo sobre Valoración del Adulto Mayor en Enfermería. En él donde encontrarás más información para prevenir enfermedades y sus posibles complicaciones en las personas de la tercera edad.

Cambios Fisiológicos de la Cavidad Bucal en la Vejez Causantes de Problemas Bucales en el Adulto Mayor

Como ya lo mencionamos, al igual que los órganos y sistemas del cuerpo humano, la cavidad oral presenta cambios con el envejecimiento. Estos cambios se pueden dar tanto en el tejido duro (diente: esmalte y dentina) como en el tejido blando (diente: pulpa; mucosa, encía, periodonto, lengua y glándulas salivales).

A nivel de tejido duro los principales cambios que se presentan son abrasión, erosión, opacamiento del esmalte, disminución de la producción de colágeno. Estos cambios tienen como consecuencia la fragilidad en el tejido dental, cambios de coloración, pérdida de brillo, disminución de la sensibilidad y propensión a la caries.

Mientras que en el tejido blando se presenta disminución de la irrigación de la pulpa, en la mucosa disminuye la producción de fibrina y elastina, adelgazamiento de la pared mucosa, disminuye la estructura glandular funcional, reduce la producción salival y se presenta distrofia de las papilas gustativas. Con estos cambios se presenta disminución de la sensibilidad, cicatrización más lenta, la mucosa se lesiona con mayor facilidad, cambios en  la flora y pH salival y cambios en la percepción de los sabores.

Principales Problemas Bucales en el Adulto Mayor

Un problema bucal es la alteración de cualquier órgano o tejido, blando o duro, dentro de la cavidad bucal o su periferia que limite la alimentación, comunicación, expresión que provoque cualquier molestia o dolor y deteriora la calidad de vida. La cavidad bucal comprende labios, carrillos, encía, paladar, piso de boca, lengua y dientes. La periferia bucal se refiere a los músculos de masticación, articulación temporomandibular, cara y cuello.

Para detectar problemas bucales en el adulto mayor se deben revisar toda la cavidad bucal: empezando por los labios, comisura labial, mejillas, dientes, encías, piso de boca, lengua, paladar y orofaringe. En caso de que el adulto mayor use prótesis se debe retirar en busca de úlceras o lesiones alrededor de la prótesis. De forma externa se debe buscar inflamación, restricción de movimiento, el cuello deberá ser palpado en busca de ganglios linfáticos aumentados de tamaño.

Si durante una valoración rutinaria del adulto mayor, el personal de salud a cargo de éste, descubre alguna lesión, úlcera o alteración que no se recupere en un tiempo máximo de dos semanas, se debe referir al estomatólogo quién es el médico especialista con mayor conocimiento del área bucal.

prevención de problemas bucales en el adulto mayor

El médico estomatólogo, también conocido como odontólogo, es el encargado del estudio, diagnóstico, prevención y tratamiento de las enfermedades de la cavidad oral y las estructuras adyacentes. Se recomienda enviar al odontólogo cada 4 ó 6 meses al adulto mayor de 60 años. En especial a los adulto mayores que padecen alguna enfermedad crónica como diabetes, hipertensión, insuficiencia renal, problemas cardíacos o cáncer en tratamiento con quimioterapias, son los más comunes.

Caries coronal y radicular

Las caries son una destrucción localizada y progresiva de los tejidos duros de los dientes. Dependiendo de la zona que afecta se identificara como coronal y radicular. Las caries son la principal causa de pérdidas dentales en los adultos mayores. Éstas a su vez, se relacionan con la incapacidad de una adecuada higiene. Es importante mencionar que la limpieza adecuada de la cavidad bucal forma parte de una higiene general.

Enfermedades como la artritis o el parkinson que limitan la funcionalidad de las manos, afectan en la calidad del cepillado de los dientes, lo que provocará una mala higiene y acumulación de placa bacteriana causante de caries.

  • Coronal: generalmente este tipo de caries se presenta en niños y personas jóvenes, aunque no es exclusivo de esta población. Se inicia en el esmalte del diente y continua hasta la dentina. Es una zona marrón o café oscura con tejido reblandecido en la corona del diente.
  • Radicular: este tipo de caries es más común dentro de la población de adultos mayores. Se localiza en la raíz del diente como una zona marrón o café oscura y avanza hacia la dentina reticular. Las caries radiculares se originan cuando la raíz de los dientes, son expuestos a los ácidos generados por los microorganismos de la placa bacteriana.
La destrucción de las piezas dentales afecta la masticación y la deglución de los alimentos que merma el estado nutricional y la calidad de vida del adulto mayor. Adultos mayores y personal médico se deben enfocar en las acciones preventivas de las caries, ya que el fracaso del tratamiento quirúrgico de las caries en adultos mayores es alto.

Edentulismo

El edentulismo es la pérdida parcial o total de piezas dentales. Éste se presenta hasta en un 90% de la población de personas de la tercera edad en México. El envejecimiento o la edad no es el único factor por el cuál una persona puede perder piezas dentales. La pérdida de la dentición dependerá de la higiene bucal, los cuidados, el estado nutricional y las enfermedades que tuvo el adulto mayor durante su vida.

Algunos de los factores asociados a la pérdida de piezas dentales son el tabaquismo, enfermedades crónicas no controladas, caries dental y enfermedad periodontal en hombres y mujeres, además de el número de embarazos y la menopausia como factores exclusivos en mujeres.

prótesis dentales para los problemas bucales en la vejez

La falta de piezas dentales favorece las dificultades para hablar, dificultar para masticar, lo que produce problemas de digestión y nutrición. Existe alteración de la percepción de sabores. Cuando un adulto mayor utiliza una prótesis que cubre el paladar, para la mayoría de los adultos mayores no es el mismo sabor de los alimentos. Una mala rehabilitación bucal impacta de manera negativa en la calidad de vida del adulto mayor.

Candidiasis bucal

La candidiasis bucal es la infección causada por hongos más común de la boca y una de las enfermedades más frecuentes de la mucosa bucal. Los adultos mayores que usan prótesis y además tienen una mala higiene bucal son más propensos a padecer candidiasis bucal.

Los factores de riesgo para que un adulto mayor presente candidiasis bucal son:

  • Tratamiento con quimioterapia
  • Leucemia y trastornos linfoproliferativo
  • Infección por VIH
  • Tratamiento con corticoides
  • Malnutrición
  • Diabetes Mellitus
  • Prótesis bucales mal ajustadas
  • Sequedad de boca (xerostomía)

En caso de que el adulto mayor presente alguno de los factores antes mencionados, debe acudir al odontólogo tres o cuatro veces al año para detectar de manera temprana la candidiasis bucal. Pese a que por sí misma, no representa una enfermedad grave o mortal, de no tratarse correctamente o a tiempo puede dar origen a formas de candidiasis más graves como la esofágica o sistémica.

Enfermedad periodontal

La enfermedad periodontal afecta los tejidos que forman la estructura dental de apoyo como las encías, cemento, ligamento periodontal y hueso alveolar. La enfermedad periodontal puede manifestarse de dos formas gingivitis y periodontitis. La gingivitis es la manifestación más común de la enfermedad periodontal y se caracteriza por la inflamación, enrojecimiento y sangrado de las encías a causa del cepillado o uso del hilo dental.

La placa dentobacteriana puede provocar la gingivitis. De no tratarse ésta última puede provocar una periodontitis, en donde se presenta daño al hueso alveolar. La periodontitis se caracteriza por la inflamación gingival, con pérdida del tejido de soporte y hueso alveolar, terminando con la pérdida de la pieza dental.

Los factores de riesgo para padecer de enfermedad periodontal son:

  • Mala higiene
  • Tabaquismo
  • SIDA
  • Diabetes Mellitus
  • Osteoporosis
  • Estrés

Xerostomía

Es una disfunción de las glándulas salivales que se manifiesta en la disminución del flujo salival, es decir, boca seca. La saliva ayuda a la formación del bolo alimenticio y degrada en primera instancia varios carbohidratos de la dieta. La xerostomía es causada principalmente por el uso de algunos medicamentos, alteración de las glándulas salivales y enfermedades sistémicas como artritis reumatoide, lupus eritematoso crónico sistémico, sjögren y diabetes mellitus.

La poca producción de saliva, es decir, la xerostomía puede provocar caries radicular, dificultad para comer, candidiasis, dificultad para hablar y dificultad para el uso  de prótesis dentales. Además de causar disminución del gusto, incapacidad para deglutir, inflamación, dolor de las glándulas salivales y presencia de úlceras bucales recurrentes.

Cáncer de la cavidad bucal

El cáncer bucal está altamente relacionado con lesiones y úlceras frecuentes que no sanan, prótesis mal ajustadas, mala higiene, exposición a factores causantes de cáncer como el tabaco, exposición a radiación ultravioleta, virus de papiloma humano, además de la respuesta inflamatoria incrementada durante el proceso natural de envejecimiento.

El cáncer bucal más común es el de lengua y labios. Se presenta como lesiones ulcerativas dolorosas en estas zonas. Ante cualquier lesión sospechosa  de color blanca o roja que tarde en sanar más de 15 días, requiere de un análisis más detallado a fin de diagnosticar el cáncer en etapas tempranas.

Lesiones bucales por fármacos

La mayoría de los adultos mayores presentan múltiples enfermedades crónicas, que los condiciona al consumo de diversos medicamentos. Algunos de los medicamentos de estos tratamientos, tienen efectos secundarios que alteran el flujo salival, pH, mucosa salival, sentido del gusto y causan inflamación en las encías.

Algunos medicamentos que causan sequedad bucal son los analgésicos opioides, diuréticos, medicamentos para la presión, ansiolíticos y omeprazol son los más comunes. Se estima que más de 400 medicamentos comúnmente recetados en consulta causan sequedad bucal.

Medicamentos como furosemida, ibuprofeno, antibióticos, captopril o metformina pueden causar alteraciones en la mucosa bucal, como úlceras, lesiones o inflamaciones. Otros medicamentos como nifedipino, captopril, corticoides, antibióticos, sucralfato, metformina o litio pueden causar alteraciones en la percepción del gusto.

Medicamentos que favorecen problemas bucales en adultos mayores

Se estima que alrededor de 400 medicamentos de los más recetados dentro de la consulta externa pueden presentar efectos secundarios con manifestaciones orales. Los problemas bucales que los medicamentos pueden causar en el adulto mayor son xerostomía (boca seca), lesiones eritematosas, deterioro del gusto, angioedema, inflamación de encías y eritema multiforme. A continuación te presentamos una lista con algunos de los medicamentos que causan estos problemas:

  • Xerostomía: Analgésicos, antiinflamatorios no esteroideos, antiácidos, antidiarreicos, broncodilatadores, diuréticos, relajantes musculares, analgésicos opioides, antieméticos, sedantes, ansiolíticos y antidepresivos son los más comunes.
  • Lesiones eritematosas: carbamazepina, fenitoína, dapsona, ibuprofeno, furosemida, captopril, hidroclorotiazida, clindamicina, sulfamidas, bismuto, etc.
  • Disgeusia (deterioro del gusto): antiinflamatorios no esteroideos, medicamentos inhalados, diltiazem, metoprolol, dextroanfetamina, etc.
  • Angioedema: captopril, enalapril, ramipril, candersaltran, telmisartán y valsartán.
  • Inflamación de encías: nifedipino, amlodipino, fenitoína y ciclosporinas.
  • Eritema multiforme: antibióticos, antimicóticos, carbamazepina, codeína, captopril y enalapril.

Trastornos Temporo-mandibulares

Los trastornos temporo-mandibulares hacen referencia a los padecimientos músculo-esqueléticos que involucran las articulaciones temporo-mandibular y los músculos masticatorios. Sus principales síntomas son dolor de las articulaciones y músculos masticatorios, limitación de movimientos de la mandíbula, dolor de cabeza, sonido articular y malestar auditivo son los más comunes.

Entres sus causas más comunes están enfermedades sistémicas como artrosis o artritis, golpes, apretar los dientes (bruxismo) y disfunción articular de la mandíbula. Estos trastornos pueden afectar la capacidad de alimentación de los adultos mayores e incluso causar desgaste y, en casos más graves, pérdida de piezas dentales, como en el caso del bruxismo, es decir, apretar o rechinar los dientes de forma involuntaria.

Trastornos de la articulación temporomandibular y sus manifestaciones

La articulación Temporomandibular, también conocida como ATM, es la articulación formada por la parte superior de la mandíbula y el hueso temporal del cráneo. Esta articulación actúa como una especie de bisagra para abrir y cerrar la boca. La articulación puede presentar los siguientes trastornos:

  • Trastornos de los músculos masticatorios: rigidez muscular, espasmo muscular y dolor miofascial.
  • Problemas por interferencia del disco articular: alteraciones de anatómicas de la articulación, luxación mandibular, subluxación mandibular y adherencia discal.
  • Padecimientos inflamatorios: Artritis.
  • Hipomovilidad mandibular crónica: fibrosis capsular, anquilosis y pseudoanquilosis.

Problemas bucales en el adulto mayor secundarios a enfermedades crónicas

Dentro de la población de adultos mayores son muy frecuentes las enfermedades crónicas. Tanto los padecimientos previos como sus tratamientos tienen un impacto negativo en la salud bucal del adulto mayor, a continuación te presentamos algunas de los padecimientos más frecuentes y sus manifestaciones orales:

  • Leucemia: crecimiento de la encía, edema, sangrado de encías y pérdida de hueso alveolar.
  • Diabetes mellitus: candidiasis, xerostomía, alteraciones del sabor y exacerbación de la periodontitis.
  • Artritis reumatoide y Síndrome de Sjögren: xerostomía, inflamación de glándulas salivales, limitación del movimiento y dolor de la articulación de la mandíbula.
  • Deficiencia de vitamina b12 o deficiencia de hierro: úlceras recurrentes, inflamación de la lengua, estomatitis generalizada y atrofia de las papilas gustativas.
  • Insuficiencia renal crónica: hemorragia bucal, especialmente en encías, úlceras, candidiasis y estomatitis.

Principales Consecuencias de los Problemas Bucales en el Adulto Mayor

El mal estado de la salud bucal del adulto mayor tiene repercusiones en la salud en general. La principal consecuencia de los problemas bucales en el adulto mayor, son las dificultades para masticar y pasar los alimentos.  Ésto se traduce en una mala alimentación y a la vez en desnutrición, pérdida considerable de peso, aumento de la fragilidad y dependencia.

Desnutrición

Una mala salud bucal se considera como uno de los factores de riesgo para la desnutrición, alteraciones de la percepción de sabores, dificultad para masticar y pasar los alimentos. Una dieta a base de carbohidratos, como el pan o los cereales, requiere de menos esfuerzo para masticar.

Las infecciones bucales y las enfermedades sistémicas con manifestaciones bucofaríngeas, como la artrosis, y sus tratamientos interfieren en las capacidades del adulto mayor para masticar y pasar alimentos. Lo que provocará una dieta pobre en alimentos nutritivos.

Se debe promover en el adulto mayor una alimentación balanceada conforme la pirámide de alimentos. Ésta ayudará en la prevención y tratamiento de la enfermedad periodontal y la mala nutrición. Para consultar más información sobre la nutrición de los adultos mayores te recomendamos leer nuestro artículo de Malnutrición en el adulto mayor.

Fragilidad y dependencia

Los problemas bucales del adulto mayor que además presentan fragilidad o algún tipo de dependencia, tienen origen en la disminución de actividades de autocuidado, higiene bucal deficiente, consumo de medicamentos que promueven alteraciones en la función y salud bucal. De manera recíproca una alimentación pobre será causa de mayor dependencia en varias actividades y de fragilidad en el adulto mayor.

Para consultar más información sobre la fragilidad en la vejez te recomendamos muestro artículo sobre Síndrome de Fragilidad del Anciano.

¿Cómo Prevenir Problemas Bucales en el Adulto Mayor?

No todos los problemas bucales en el adulto mayor se pueden prevenir. Cuando los problemas bucales del adulto mayor son consecuencia de enfermedades preexistentes o de sus tratamiento, lo más recomendable es tratar los síntomas que tiene. Sin embargo, cuando sus problemas bucales son a consecuencia de una limpieza deficiente se debe tomar en cuenta algunos puntos:

  • Lavado de dientes por los menos dos veces al día, incluyendo lengua y mejillas.
  • Se debe utilizar un cepillo de cerdas suaves y reemplazarlo cada 3 meses.
  • Usar hilo dental regularmente.
  • Evitar el consumo de tabaco o alcohol.
  • Utilizar un enjuague bucal con flúor.
  • Revisiones regulares con el odontólogo.

Cuando el adulto mayor padece demencia o algún padecimiento que le impida un correcto autocuidado, se le deben proveer las herramientas necesarias para su propia higiene. Existen adaptadores para que el adulto mayor pueda utilizar el cepillo dental. El cuidador principal debe considerar con igual importancia la higiene bucal del adulto mayor.

¿Cómo Limpiar una Prótesis Dental de Adulto Mayor?

Para limpiar una prótesis dental y la cavidad bucal se debe utiliza un buen cepillo y pasta dental. Existen dos tipos de prótesis dentales fijas y extraíbles. Las fijas son aquellas que se ponen sobre los dientes o implantes y no pueden ser removidas. Las prótesis extraíbles o removibles se pueden retirar de la boca para su limpieza. Cada una de ellas tiene su propia forma de mantenimiento y limpieza.

Limpieza de Prótesis Fija

Para limpiar una prótesis dental fija se debe utiliza un cepillo de cerdas media, se talla en sentido vertical desde la encía hacía el diente. Nunca debe realizarse el cepillado en sentido contrario ni de manera horizontal. Durante el cepillado se debe poner énfasis en la unión encía y dientes, pues en estos lugares se acumula restos de comida. De la misma forma se debe limpiar bien en los espacios entre los dientes y la prótesis. Para estos espacios son útiles son cepillos interdentales.

Limpieza de Prótesis Removible

Las prótesis dentales extraíbles deben ser removidas durante la noche para su limpieza y descansar de ellas toda la noche. La prótesis fija se debe limpiar por lo menos una vez al día. Para su limpieza, primero se debe retirar y limpiar tanto la cavidad bucal como la prótesis. Después de lavar la prótesis se debe remojar en un vaso de agua con pastillas limpiadoras durante al menos cinco minutos o toda la noche (dependiendo de la pastilla que utilices).

Los adhesivos deben ser retirados completamente de la prótesis e encías.Cuando no se este utilizando, la prótesis se debe remojar en un vaso de agua. Por lo menos una vez al año debe ser limpiado por un profesional de la salud bucal.

Prótesis dental para tratar problemas bucales en la vejez

¿Necesitas más Información o Ayuda?

Instituto Nacional de las Personas Adultas Mayores (INAPAM) Es un Organismo Público Descentralizado cuyo objetivo es garantizar el bienestar del adulto mayor. En el puedes encontrar Clubes y talleres para adultos mayores, que les permiten mantener una vida activa durante la vejez.

Sistema Nacional para el Desarrollo Integral de la Familia (SNDIF) Es un Organismo Público Descentralizado que tiene como objetivos principales promocionar la Asistencia Social y prestar servicios en ese campo. Como parte de la Asistencia Social puedes encontrar programas de salud, talleres y clubes para personas de la tercera edad.

Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) Es una Institución de Gobierno Federal dedicada a brindar servicios de salud y seguridad social a la población con afiliación al Instituto. En el puedes encontrar GeriatrIMSS que proporciona atención integral al adulto mayor mediante atención especializada.

Artículos y Fuentes de Información

Enfermedades bucales en el adulto mayor

Enfermedades periodontales

Sequedad de boca

Gingivitis

Patologías bucales. Cenaprece

Te podría interesar

Instituciones de Ayuda al Adulto Mayor

Recibe novedades para el adulto mayor