Go to top

¿Cuáles son los Efectos del COVID-19 en el Cuerpo?

A unos días de entrar en Fase 3 por COVID-19, México alcanza una cifra de 6,297 casos confirmados entre los 0 y los 98 años de edad, 486 defunciones y 1,859 personas recuperadas. Siendo el grupo de 30 a 59 años de edad el más afectados con 3,770 casos confirmados, hombres en su mayoría. Conocemos los síntomas más frecuentes, las formas de contagio y algunas maneras de reducir el riesgo de contraer la enfermedad. Ahora que las personas comienzan a recuperarse, empezamos a conocer Cuáles son los Efectos del COVID-19 en el cuerpo.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) aún trabaja para conocer cuáles son los efectos del COVID-19 en el cuerpo. Sin embargo, advierte la existencia de población que puede tener consecuencias más graves que otros: personas de la tercera edad y quienes tienen enfermedades preexistentes.

El Coronavirus es un un virus respiratorio. Por ello afecta la vías respiratorias y pulmones, sus síntomas principales responden a los síntomas de una infección respiratoria: tos, fiebre y dificultad para respirar. En casos graves puede afectar no sólo a los pulmones, sino también a otros órganos y sistemas.

Además del lavado frecuente de manos durante al menos 40 segundos (con agua y jabón), para evitar el riesgo de contagio se recomienda evitar al máximo tocarse la cara, boca, nariz y ojos, pues los científicos identifican estas vías como de contagio. Usar pañuelos desechables o el ángulo interior del codo cuando se estornuda o tose y mantenerse alejado de personas que presenten síntomas de enfermedades respiratorias.

Efectos del covid19 en el cuerpo

¿Cuáles son los Efectos de COVID-19 en el Cuerpo?

Los síntomas de la enfermedad por COVID-19 se presentan entre los primeros 2 a 14 días. Mientras algunas personas no presentan síntomas, otras presentan sintomatología leve mientras que el grupo de personas mayores y/o pacientes crónicos, en su mayoría desarrollan neumonía o daño pulmonar grave. Además el coronavirus puede dañar los riñones y descontrolar el sistema inmune.

Al igual que los pulmones, los riñones cuentan con la renina angiotensina, un sistema regulador de la tensión arterial, que afecta el COVID-19. El daño al riñón también puede ser provocado por el daño al corazón que evita el riego adecuado de la sangre a los riñones. Además algunos de los medicamentos utilizados para tratar el COVID-19 tienen efecto tóxico sobre los riñones lo que supone una función alterada del mismo. Al recuperarse del COVID-19 también se puede recuperar la función renal.

Dado que las investigaciones acerca de los efectos del COVID-19 en el cuerpo humano aún se están desarrollando, no se ha encontrado el tratamiento adecuado y seguro para tratar a las personas infectadas. Por lo que el tratamiento proporcionado responde a los síntomas presentados. Se aplica oxígeno y se recurre a la ventilación asistida o mecánica con el propósito de llevar más oxígeno a la sangre y que el sistema inmune se encargue de la infección.

De ahí nace la necesidad de extremar precauciones en personas de la tercera edad y/o con padecimientos crónicos. Un sistema inmunológico deficiente, un corazón debilitado o pulmones dañados suponen un mayor riesgo de padecer síntomas más graves debido a la respuesta inflamatoria que se produce con el COVID-19.

¿Cómo entra el Virus COVID-19 al Cuerpo y Cuáles son los Efectos que produce a su paso?

Una vez que el Coronavirus entra al cuerpo, se aloja en las células de la mucosa del fondo de nariz y garganta, sin importar si entro por ojos, nariz o boca. El Coronavirus penetra la membrana de la células, tomando el control de la misma y dándole órdenes de reproducir más virus.

Cuando las copias del virus están listas, salen de la célula originaria, destruyéndola e infectando a otras células. Cuando el organismo se da cuenta de la presencia de los virus, produce una respuesta inflamatoria en un intento por combatir al virus. Por esta razón, al enfermar se siente dolor de garganta y en ocasiones la nariz tapada.

El virus viaja hacia los conductos bronquiales, causando inflamación de las mucosas, provocando tos. Al mismo tiempo, la respuesta inmunológica del cuerpo aumenta y se presenta fiebre. Si el virus avanza desde los conductos bronquiales y se aloja en los pulmones, causarán más inflamación, es decir neumonía. En algunos casos, los pulmones se llenarán de líquido lo que causará la dificultad para respirar.

Si el virus ataca suficiente tejido pulmonar, a la persona infectada le será más difícil respirar, por lo que el organismo no recibirá el suficiente oxígeno, en este caso, posiblemente necesite que lo conecten a un respirador. El problema de la enfermedad por COVID-19 es la respuesta inflamatoria del organismo que presenta frente a la infección.

Cuando la enfermedad por COVID-19 causa neumonía, se presenta congestión en los sacos de aire de nuestros pulmones (alvéolos), cuando están infectados no se produce el intercambio gaseoso con el cuál el oxígeno llega a la sangre, y de ahí al resto del cuerpo. Cuando el cuerpo no recibe suficiente oxígeno se produce una falla respiratoria, por lo que el corazón, al no recibir suficiente oxígeno, no podrá funcionar correctamente.

Los efectos a largo plazo del COVID-19 en el cuerpo, están directamente relacionados con la respuesta inflamatoria, mientras más inflamación exista, más daños tendrán los órganos. Los pulmones pueden tener cicatrices debido a la inflamación durante la enfermedad lo que se traduce en una función pulmonar disminuida.

Vias respiratorias

El COVID-19 ¿Puede afectar otros Órganos además de los Pulmones?

Aunque todavía no existen estudios concluyentes sobre los efectos del COVID-19 en el cuerpo humano. Existen estudios que sugieren que además de dañar los pulmones, también podría causar daños en otros órganos como el corazón, el hígado, riñones y el sistema inmunitario. Los daños a estos órganos, justifican los síntomas de algunos pacientes infectados en etapas tardías de la enfermedad: diarrea y dolores abdominales.

En estudios a pacientes con SARS (otro tipo de Coronavirus) se sugiere que el virus se ha ido a otras partes del cuerpo. La enfermedad por COVID-19 es muy similar al SARS y al MERS en etapas tardías de la enfermedad, en donde se presentan síntomas como diarrea y dolor abdominal, que aparentemente no tienen relación con la enfermedad respiratoria.

Recuerda que en caso de presentar síntomas como tos, fiebre, dolor de cabeza y además dificultad para respirar o dolores articulares o musculares, anormales, y eres de un grupo de alto riesgo (ser mayor de 60 años y/o padecer enfermedades crónicas) debes aislarte en casa y comunicarte al 800 004 800 o a la Línea Directa COVID-19 en cada estado, ahí serán atendidos por personal capacitado de la Secretaría de salud.

¿Cuáles son las Enfermedades que incrementan los Efectos del COVID-19 en el Cuerpo?

Entre los padecimientos que pueden agravar la situación de un adulto mayor que ha sido contagiado por la enfermedad de COVID-19 destacan las personas con enfermedades crónicas cómo las siguientes:

  • Presión arterial alta
  • Diversas enfermedades cardíacas
  • Enfermedades respiratorias
  • Cáncer
  • Diabetes

Estas enfermedades, junto con su tratamiento, tienen como resultado funciones inmunológicas más débiles. Los adultos mayores, que pos sí solos son un grupo de alto riesgo de contagio, con alguna enfermedad crónica deben seguir las mismas recomendaciones sanitarias para prevenir un contagio como cualquier otra persona. En especial el lavado frecuente de manos y evitar tocarse la cara.

Condiciones Cardíacas

Cuando el Coronavirus afecta los pulmones, el corazón debe trabajar más para llevar la sangre oxigenada a todo el cuerpo. Un corazón debilitado a causa de hipertensión arterial alta o alguna otra patología cardíaca no distribuirá de manera correcta la sangre al resto del cuerpo. Además si se presenta daño pulmonar, la sangre no se oxigenará de manera correcta.

El Colegio Estadounidense de Cardiología reconoce que aún no están claros los efectos del COVID-19 en el sistema cardiovascular. Sin embargo, existen informes de lesión cardíaca aguda, arritmia, hipotensión, taquicardia en pacientes infectados por COVID-19, especialmente en quiénes requirieron cuidados intensivos.

Análisis recientes advierten que uno de los predictores de consecuencias fatales es la presencia de enfermedades preexistentes o subyacentes, infecciones e indicadores de inflamación en sangre.

Asma y Enfermedades Respiratorias

El COVID-19 puede desencadenar los síntomas de asma, en las personas que la padecen. Por esta razón, los pacientes de asma deben tomar medidas preventivas para reducir los ataques de asma. Deben aplicar diariamente su dosis prescrita del inhalador. Esta medida ayudará a reducir el riesgo de un ataque de asma a causa de cualquier virus.

Cáncer

El tratamiento contra el cáncer incluye fármacos que debilitan el sistema inmunológico de los pacientes. El efecto de inmunosupresión puede durar incluso meses después de haber recibido el tratamiento. Por esta razón, pacientes con tumores, quimioterapia activa, trasplantes de médula y cualquier otra inmunosupresión inducida deben extremar cuidados, al igual que las personas que cuentan con condiciones cardíacas.

Diabetes

Los adultos mayores que padecen diabetes tienen nivel de compromiso inmunológico importante. Tienen mayor riesgo de complicaciones debido a que por la misma diabetes junto con los tratamientos implican otros factores de riesgo como: hipertensión, obesidad entre otros. Las fluctuaciones en los niveles de azúcar en la sangre, descompensan el sistema inmune lo que favorece la aparición de infecciones como el COVID-19.

El monitoreo de la glucosa en sangre puede ayudar a evitar complicaciones graves causadas por niveles altos o bajos de azúcar en la sangre. El COVID-19, como cualquier otra infección, aumentará los niveles de glucosa en sangre y aumentará la necesidad de líquidos, en este caso, el adulto mayor debe estar bien hidratado.

Control de niveles de azucar durante covid19

Consejos para disminuir el riesgo de contagio en adultos mayores:

  • Mantener limpieza constante en la casa
  • No recibir visitas, en especial de niños pequeños
  • Permanecer en casa, en caso de necesitar compras o realizar pagos, pedir ayuda a algún familiar o amigo
  • Lavarse las manos entre 10 a 20 veces al día, frotando durante al menos 40 segundos con agua y jabón
  • Evitar tocarse la cara
  • Comer sanamente, incluir frutas, verduras y mantenerse bien hidratado
  • Utilizar el ángulo interno del codo al estornudar o toser
  • En caso de padecer diabetes o hipertensión arterial debe monitorear diariamente azúcar, presión arterial y temperatura
  • Evitar contacto físico con otras personas y mantener una distancia de por lo menos 1.5 metros
  • No automedicarse ante algún síntoma
  • No consumir alcohol o tabaco

 

¿Necesitas más Información o Ayuda?

Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) Es una Institución de Gobierno Federal dedicada a brindar servicios de salud y seguridad social a la población con afiliación al Instituto. En el puedes encontrar GeriatrIMSS que proporciona atención integral al adulto mayor mediante atención especializada.

Visitas Médicas Domiciliarias. Son un apoyo que ofrece el IMSS a sus beneficiarios cuando no pueden asistir a una consulta en la clínica.

Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (ISSSTE) Es una Institución de Gobierno Federal dedicada a ofrecer asistencia en casos de invalidez, vejez, riesgos de trabajo y muerte para los trabajadores del Gobierno Federal.

Instituto Nacional de Geriatría (INGER). Promueve el envejecimiento saludable de la población por medio de la producción de nuevos conocimientos, difusión y su utilización. En él podrás encontrar información y servicios desde la prevención, rehabilitación y paliación de los adultos mayores.

Instituto Nacional de las Personas Adultas Mayores (INAPAM) Es un Organismo Público Descentralizado cuyo objetivo es garantizar el bienestar del adulto mayor. En el puedes encontrar Centros de Atención Integral en donde se brinda a las personas de la tercera edad servicios médicos multidisciplinarios especializados en el primer nivel de atención.

Artículos Recomendados

Adultos mayores serán los primeros en recibir la vacuna para COVID

Actividades Recreativas para la cuarentena del Adulto Mayor

Adelanto de Pensiones para Adultos Mayores por COVID-19 ¿Cómo tramitarla?

Adultos Mayores, Mascotas y COVID-19

Coronavirus: Estadísticas e implicaciones

Gobierno Federal Suspende Actividades por Contingencia COVID-19

Guía Paso a Paso Cuando hay Sospecha de COVID-19 en Adultos Mayores

Manejo positivo de Emociones al Confirmar COVID-19 en Adultos Mayores

México declara Emergencia Sanitaria Nacional por COVID-19

México entra en Fase 2 por COIVD-19

Recursos y Ayudas al Adulto Mayor durante la Cuarentena

Artículos y Fuentes de Información

Coronavirus. Gobierno Federal

Qué son los coronavirus, cuántos hay y qué efectos tiene en el cuerpo

Así ataca el el coronavirus al cuerpo humano

Coronavirus. Cuídate plus

Diabetes y COVID-19

COVID-19 también afecta riñones

Diabetes y Coronavirus. Fundación para la Diabetes

Here’s what happens to the body after contracting the Coronavirus

Te podría interesar

Instituciones de Ayuda al Adulto Mayor

Recibe novedades para el adulto mayor